ESTÁ SIENDO REDACTADO

Fracaso de la ley LGTBI de Podemos en el Congreso: El 37% del texto no es legal

|

La configuración de la norma planteada por Podemos está siendo muy lenta debido al gran número de enmiendas que están presentando el resto de grupos parlamentarios.

Tras la toma en consideración de la propuesta, diseñada por el lobby del sector, la Comisión del Congreso encargada de su estudio ya ha tumbado o modificado 65 de los 99 puntos que la componen.

No hay unanimidad, ni siquiera entre las fuerzas de izquierdas, y gran parte del contenido más polémico, tal y como recoge ABC, está siendo eliminado. 23 artículos fueron declarados ilegales por los letrados del Congreso y, sobre otros 14, plantearon dudas a cerca de su encaje en el ordenamiento jurídico. Esto supone que el 37% de los artículos de la Ley de Igualdad LGTBI que presentó Podemos en el Congreso choca con la legalidad vigente.

¿Qué se ha eliminado?

Uno de los puntos más polémicos y que ha desaparecido del texto es la creación de una agencia estatal contra la discriminación por orientación sexual, además de la comisión interministerial de políticas LGTBI. El primero de estos chiringuitos no se constituirá, ya que los grupos han planteado crear uno genérico contra todo tipo de discriminación, en lugar de una estructura administrativa ad hoc para cada tipo de exclusión.

Tampoco habrá ‘centro de la memoria LGTBI’ ni una atención sanitaria específica para lesbianas y bisexuales. »La asistencia sanitaria se presta por el hecho de ser persona, no vinculado a su condición sexual, y que tengan que tener un tratamiento diferenciado», indica ABC. Una apreciación muy oportuna que la izquierda, sin embargo, no aplica a otros sectores como es el caso de las ayudas para las personas maltratadas. En este caso, el sexo sí implica una diferenciación y la asistencia no se presta »por el hecho de ser persona».

Suscríbete a nuestro nuevo canal

En el ámbito de la Justicia no ha sobrevivido ninguno de los artículos. No habrá ni formación específica para jueces sobre diversidad sexual, ni tampoco asistencia jurídica gratuita para este colectivo. Asimismo, se ha fulminado el apunte relativo a la formación de docentes en el respeto a la diversidad sexual, que ya no será material evaluable en las pruebas de acceso al profesorado.

En cuanto a los medios de comunicación, tampoco ha salido adelante el artículo de adoctrinamiento que pretendía imponer »la inclusión de programación sobre la diversidad sexual y familiar para todas las franjas».

Podemos ha renunciado a la mayoría del articulado de su proposición de ley, conscientes de que muchos de ellos contravienen la legalidad, según ABC. Pero hay uno que defenderán hasta el final, el relativo a la ‘autodeterminación de género’. Es decir, que sea necesario modificar en el registro el sexo de una persona y que pueda decidir en cualquier momento en qué género quiere ser tratado.