DEBATE EN EL CONGRESO

La necesidad de cubrir los cuidados paliativos frente a la despenalización de la eutanasia

|

Dos familias han acudido este lunes al Congreso de los Diputados para entregar más de 266.000 firmas, recogidas a través de la plataforma ‘Change.org’, para pedir que se despenalice la eutanasia y el suicido médico asistido.

«Hemos venido a entregar las firmas pidiendo que de despenalice la eutanasia, pidiendo que el derecho a decidir sobre el final de la propia vida deje de ser un delito. Que las personas podamos decidir cómo queremos morir, y cuando la vida no tenga sentido, tengamos el derecho de irnos de una forma digna», ha dicho Asun Gómez, viuda de Luis de Marcos, responsable del inicio de esta petición en mayo de 2017.

Del mismo modo se han pronunciado los hijos de Maribel, paciente con 75 años que desde hace 12 años padece Alzheimer. «Esta petición va mucho más allá de cualquier cuestión partidista, color político, es una cuestión humana, porque estamos ante una ley que atenta contra la dignidad, la humanidad y la integridad física y mental y, por tanto, contra los derechos humanos», ha dicho Daniel Aser.

Actualmente está en tramitación en la Cámara Baja una ley presentada por el PSOE para despenalizar la eutanasia, si bien tal y como han lamentado las familias, así como el portavoz socialista de Sanidad, Jesús María Fernández, la tienen «bloqueada» el PP y Ciudadanos.

Esta normativa, tal y como han recordado, está en fase de presentación de enmiendas, la cual se está dilatando «sin ningún sentido» por parte de los ‘populares’ y el partido liderado por Albert Rivera. «La actitud del PP y Ciudadanos es algo absolutamente inhumano que por miedo a perder votos estén entorpeciendo un derecho que debería ser fundamental», ha aseverado Asun Gómez.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

En este punto, el diputado del PSOE ha avisado de la necesidad de que Ciudadanos tome una decisión sobre este asunto, recordando que manifestó «estar a favor» cuando se votó, en junio de 2018, la toma en consideración de esta ley en el Congreso de los Diputados. «La está actualmente bloqueando de una manera indirecta», ha enfatizado Fernández.

Mientras… no se cubren los cuidados paliativos

En una España en que la cobertura de los cuidados paliativos no llega al 100% de quienes lo necesitan y en la que la mitad de las personas que necesitan los cuidados paliativos mueren con dolor físico y el 75 % con dolor emocional, la reivindicación de la eutanasia legal no parece la propuesta política más sensata.

La AECC indicó el pasado mes de mayo, coincidiendo con la tramitación de la ley, que, “puesto que sigue sin estar aprobado el marco normativo estatal de protección de las personas que necesitan cuidados paliativos”, el debate sobre la regulación de la eutanasia se retrase hasta que esté garantizado este derecho para todas las personas.

La AECC reclamó además un análisis exhaustivo de la actual atención sanitaria y social a las personas con enfermedad avanzada y en el final de la vida y una ley estatal que permita armonizar las leyes que ya existen en varias Comunidades Autónomas.

Esta legislación debería garantizar -a juicio de la AECC- el acceso a cuidados paliativos para todas las personas que lo necesiten y respetar las preferencias del enfermo si desea permanecer en su domicilio, siempre que las condiciones de la persona enferma y su entorno familiar lo permitan.

También incluir la formación de los profesionales del ámbito socio sanitario en la atención a las personas y familias en esta situación. Además, sería necesario facilitar la participación de los pacientes y cuidadores en el proceso de atención y dotar al cuidador principal de los recursos de apoyo necesarios que mejoren tanto la calidad de vida de su familiar enfermo como la suya propia.

La AECC considera importante, asimismo, fomentar la solidaridad social en el acompañamiento a las personas en el final de la vida a través del voluntariado formado para ello y asegurar la disponibilidad de la atención al duelo, de manera que favorezca la continuidad en el cuidado de la unidad familiar.