ENTRE SU PERSONAL

La Policía reparte una guía de ‘lenguaje inclusivo’ que pide evitar el uso del masculino

Mujeres agentes de la Policía Nacional REMITIDA / HANDOUT por POLICÍA NACIONAL Mujeres agentes de la Policía Nacional REMITIDA / HANDOUT por POLICÍA NACIONAL
|

El Cuerpo es una de las últimas instituciones españolas contagiadas por la ideología de género y que han llevado la corrección política a un manual de conducta y el lenguaje inclusivo, denostado por la Real Academia de la Lengua por inútil.

La guía de lenguaje inclusivo que ha presentado este jueves la Policía Nacional desaconseja el uso sistemático de términos masculinos ofreciendo alternativas como «la persona que ejerce la jefatura de servicio», en lugar de «el jefe de servicio», o «la plantilla policial» o «funcionariado», y no «los funcionarios».

El documento, consultado por Europa Press, ha sido elaborado por la Oficina Nacional para la Igualdad de Género (ONIG), órgano dentro de la Subdirección General del Gabinete Técnico encargado de impulsar la igualdad «real y efectiva» desde su creación en febrero de 2018. Entre las recomendaciones, se desaconseja el uso de símbolos como la arroba o la «sobrecarga» de expresiones como «estimadas/os compañeras/os».

«Si se opta por transcribir ambos términos, el masculino no debe anteponerse siempre al femenino, siendo recomendable que ambos se alternen durante el escrito», recoge el documento en referencia al uso de la barra en los textos largos.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Uso de plurales masculinos

La guía alude al uso de plurales masculinos como nombres colectivos y fija que los funcionarios se sustituyan por «personal funcionario», «funcionariado» o «plantilla policial», poniendo de ejemplo otros casos como alumnado, profesorado, mando, ciudadanía o vecindario. Sobre el uso de pronombres masculinos, se dice que «aquel, el que, uno, alguno» se sustituyan por «alguien, cualquiera, quien».

«A menudo se puedo omitir la referencia al sujeto sin afectar al sentido del mensaje», recoge el folleto de la Policía Nacional, que pide sustituir la construcción de sujeto-verbo-predicado. El ejemplo es el siguiente: «Los funcionarios actuantes deberán cumplimentar el impreso» por «se deberá cumplimentar el impreso».

En los documentos abiertos en los que se desconoce el sexo de la persona destinataria, la Policía Nacional recomienda como «adecuado» contemplar ambos sexos conjuntamente o bien optar por el nombre del órgano administrativo: «Sr. Director General/Sra. Directora General» o, en su defecto, «Dirección General».

Respecto a las categorías en Policía Nacional, el documento refleja que lo correcto es hablar en el caso de mujeres de la comisaria principal, la inspectora jefa o la policía; y lo mismo para los puestos de trabajo: la directora adjunta operativa, la jefa de brigada o la jefa de sección.

«Se desaconseja el uso sistemático de términos masculinos», recoge la guía, que propone en su lugar términos alternativos como «la persona responsable de…» (y no «el responsable de»); «quien sea responsable de la instrucción…» (y no «el instructor de las diligencias») o «quien esté actuando» (y no «el agente actuante»).

La guía se ha difundido tras el acto de este jueves en el Complejo Policial de Canillas de Madrid, que ha contado con la intervención del director general, Francisco Pardo, y las subdirectoras y comisarias principales Pilar Allúe y Eulalia González.

La Policía explica que entiende como lenguaje inclusivo «adaptar el lenguaje para dar mayor visibilidad a la presencia laboral de la mujer, sobre todo en aquellas áreas de trabajo donde su proporción con respecto a los hombres ha sido históricamente escasa, como es el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad».