PRÓXIMAMENTE, EL JUICIO

Los padres de Gabriel rompen su silencio y piden una sentencia incuestionable contra Ana Julia

|

Ambos han expresado, asimismo, su convencimiento de que el crimen de su hijo «tiene que ver» con la muerte de la primera hija de Quezada en 1996.

Patricia Ramírez y Ángel Cruz han pedido que no haya «debates innecesarios» en torno al crimen de su hijo de ocho años Gabriel antes de la vista oral con jurado popular para que se dicte una sentencia «incuestionable, inquebrantable e irrefutable» contra la autora confesa de su muerte, Ana Julia Quezada, que no «solo le haga justicia a él sino también para que esta mujer no haga daño a nadie más».

«Una de las cosas que más fuertes nos mantiene es luchar con hasta nuestra última gota de fuerza para que se haga justicia a Gabriel», han trasladado visiblemente emocionados en una rueda de prensa en la que se han mostrado «convencidos» de que habrá «un final justo» y han reconocido que son «conscientes» de que «viene lo peor» con la celebración del juicio por asesinato.

Ambos han expresado, asimismo, su convencimiento de que el crimen de su hijo «tiene que ver» con la muerte de la primera hija de la investigada en 1996, cuando esta residía en Burgos y la pequeña cayó desde una ventana, y han anunciado que van a solicitar «formalmente» que se incorpore al procedimiento testimonio de las actuaciones que se realizaron en su momento para esclarecer esta muerte.

«Aunque habían pasado muchos años, sí estamos convencidos de que tiene que ver con el caso de nuestro hijo», ha apuntado Patricia tras señalar que la petición para que se incorporen las pesquisas efectuadas en Burgos por unos hechos ya prescritos y el «historial» de Ana Julia Quezada no ha podido ser durante la fase de instrucción ni durante la audiencia preliminar que estaba señalada para este miércoles y que finalmente fue suspendida por el juez instructor.

Suscríbete a nuestro nuevo canal