X

Editorial. Flotadores contra narcolanchas

Editorial. Flotadores contra narcolanchas

¿Por qué el Gobierno desmanteló la lucha contra el narcotráfico en el estrecho?

Los hechos son bien expresivos: En 2022 el Gobierno desmanteló sin explicación alguna la prestigiosa unidad de lucha contra el narcotráfico en el Campo de Gibraltar, OCON Sur, una élite de 130 agentes de la Guardia Civil altamente especializados en el delito contra el crimen organizado que llegó a lograr la mayor operación contra el narco en España. Sus agentes, un ejemplo de coordinación y sacrificio, fueron dispersados por diversas Comandancias. Su jefe, uno de los hombres del Cuerpo de mayor prestigio, fue destinado a realizar  tareas burocráticas. El material, siempre escaso, fue además dejado de la mano de Dios: patrulleras averiadas que nadie repara, nula sustitución de lanchas, motores inservibles, zodiacs de paseo. Nadie comunicó a la fiscalía el desmantelamiento de OCON Sur. Resultado: como ha señalado la madre de una de las víctimas, se ha enviado a los guardias en flotadores a luchar contra las agresivas narcolanchas.

Sin explicación política u operativa alguna

¿Por que se desmanteló la OCON Sur? Nadie, ni desde el Gobierno ni desde el PSOE, es capaz de explicar cuales fueron las razones de dicha decisión.

¿Quién la propuso?

¿Cuál fue la justificación?

¿Hubo algún operativo de sustitución de esa unidad?

¿Qué unidades continuaron con sus investigaciones, sus operaciones o sus aprehensiones?

Aquí nadie da una sola explicación.

Teorías ¿Un nuevo expediente Picasso?

En redes sociales circulan multitud de teorías: unas apuntan al poder del narcotráfico marroquí y a su capacidad para movilizar a su régimen político para presionar a nuestro gobierno; otras, al contenido interceptado por PEGASUS en los teléfonos del Presidente y del Ministro del Interior; otras, a la infinita capacidad de corrupción del narcotráfico a ambos lados del Campo de Gibraltar.

Pero no hay una sola explicación más allá de las meras conjeturas.

La oposición debe exigir la responsabilidad solidaria del Gobierno en el Parlamento.

¿Cómo es posible que aún no hayan planteado la Creación de una Comisión de Investigación en el Congreso y en el Senado?

¿No estamos ante un nuevo Expediente Picasso?

Este Gobierno ha puesto a la Guardia Civil al límite. El daño moral que ha causado en el seno del Instituto, con su desprecio infinito hacia el dolor del Cuerpo, no tiene precedentes. Si por algo se habían distinguido los Ministros del Interior y los Presidentes del Gobierno de España, era por el profundo respeto, admiración y cariño hacia la Guardia Civil. Ahora, además de abandonarla a una lucha sin instrumentos contra los narcotraficantes, se intenta prohibir a sus agentes que acudan a las manifestaciones de dolor, memoria y homenaje hacia los compañeros asesinados en acto de servicio, mientras los cargos socialistas declinan a asistir (siguiendo el ejemplo de sus socios separatistas) a los minutos de silencio en honor de las víctimas. Qué vergüenza.

Es un bochorno que solo se puede explicar –nunca comprender- por la imparable degradación político-moral del PSOE. ¿Acaso los guardias civiles no son trabajadores? ¿Es que no prestan su servicio al Estado? ¿No se juegan la vida para defender a la sociedad de males tan objetivos como la droga, el terrorismo, el crimen organizado, la violencia sexual o los delitos contra la nación española? ¿No protegen a los españoles? ¿No defienden nuestros derechos y libertades?

El Gobierno es culpable. El PSOE es culpable.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos