X

Editorial. La «incestidura»

Editorial. La "incestidura"

En esta noticia se habla de :

 

La “incestidura” de Sánchez y los suyos

Hay erratas que vienen muy al caso, bien porque desvelan una cierta realidad subyacente y oculta, bien porque introducen alguna nota de humor con la que no se contaba.

Todavía se recuerda, con memoria zumbona, la celebérrima errata con la que el Boletín Oficial del Estado publicó cierta reforma del “joder” judicial en España. Legendaria es también la errata de la esquela (lo contaba Jardiel) de una tripulación de pescadores que tras un naufragio perecieron ahogados sin remedio: descansen “en pez”, decía la noticia de la muerte, con su recuadro de luto. Jorge Edwards reía con la noticia publicada por un conocido diario a cuenta de la detención de Juan Domingo Perón, que en un esfuerzo de precisión periodística afirmaba: “el coronel Perón fue arrestado cuando salía de su piscina con levita”, cuando en realidad salía, sí, de su magnífica piscina, pero con su mujer, Evita.

Hay casos en que la errata surge no tanto del error cuanto de una inconsciente asociación de ideas, cuyo resultado más que el humor acaba siendo la tragedia. Así, la “incestidura” de Sánchez.

Decir hoy Pedro Sánchez es decir Arnaldo Otegui, y es decir Junqueras, y Puigdemont y Yolanda. Tanto montan. Comparten un proyecto político muy de fondo. Son políticos simaeses unidos por su intención de dinamitar la Constitución.

La investidura de Pedro Sánchez va a producirse, en consecuencia, gracias al la incesto político de un detritus del PSOE con unos viejos etarras, unos comunistas analfabetos y una banda de secesionistas psicopáticos; al elegirlos como compañeros de alcoba, Ferraz pone fin a la vieja saga de socialistas españoles: De esa cópula no puede salir nada bueno.

La prohibición del incesto en casi todas las civilizaciones (dejemos al margen el Egipto de los Ptolomeos, que así acabaron) tiene como finalidad antropológica evitar la degeneración del gens. Si la unión entre primos o hermanos se generaliza, la decadencia es segura, de tal manera que el tabú sexual entre congéneres evita la propagación de degeneraciones psíquicas y físicas en la descendencia.

La política degenera de la misma manera.

La “gracia democrática” consiste en que cada partido conserve su propia identidad y proyecto, pero cuando un partido se deja subyugar por sus viejos enemigos y se funde y se confunde con ellos de la manera en que lo está haciendo hoy el PSOE con BILDU, SUMAR, PODEMOS la ERC, ese partido se convierte en uno más de ellos, todo lo más un primus inter pares.

Sánchez, al declararse hermano de los viejos lobos y ayuntarse con ellos, conduce a este país a una régimen de demagogia con marcada tendencia a la tiranía. Dime con quien vas y te diré quien eres.

El presidente in pectore ya sabe que alternar con etarras y puigdemones llevará al PSOE a parir, tras yacer en el tálamo con ellos, un ratón de tres patas y de un solo ojo.  Así será el nuevo régimen político. La endogamia siempre termina por alumbrar algún tipo de tarado. Por eso el resultado será un régimen patológico, un  sistema político entre el “hechizo” y una anormalidad constitutiva que pueden derivar en violencia, como ocurrió otras veces en la historia de nuestro país.

Cierto que para esa gran labor los siameses cuentan con un “gran jurista” al frente de un alto tribunal, pero el producto resultante de tanta falaz ingeniería, aunque lo envuelvan en papel de celofán, ocultará en su seno a un monstruo tarado y torvo, un Polifemo constitucional.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos