PUBLICIDAD
PROGRAMA AUTONÓMICO Y MUNICIPAL

26M: El PP promete reforzar al Estado en las regiones y garantizar el castellano en las aulas

|

Los populares denuncia el uso de la Educación por la izquierda como un ‘instrumento de ideologización’, prometen garantizar la presencia de Guardia Civil y Policía en todo el territorio nacional y anuncian la creación de oficinas municipales de apoyo a la mujer embarazada.

El Partido Popular promete en su programa marco para las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo la intervención en condiciones de «plena operatividad en todo el territorio nacional» de la Policía y la Guardia Civil.

PUBLICIDAD

«Específicamente, ampliaremos las infraestructuras a disposición de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado para así reforzar sus capacidades ante los nuevos desafíos», asegura el PP, que se compromete a modificar la Ley 2786 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para «reforzar la necesaria coordinación» de la Policía y la Benemérita con las policías autonómicas.

En línea con su programa de generales, el PP se compromete a aprobar una moratoria que paralice la cesión de nuevas transferencias a las comunidades autónomas y reafirmar la competencia exclusiva que se reconoce al Estado e las relaciones internacionales. Por eso, el PP deja claro que clausurará los organismos que socaven esta competencia exclusiva.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

También quiere reforzar la presencia del Estado en todas las comunidades autónomas e impulsar una legislación que establezca «normas armonizadoras que aseguren la unidad de mercado, con el fin de evitar la aparición de obstáculos que puedan fragmentarlo, de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional».

«La mejor manera de fortalecer el pacto constitucional es cumplir con la Constitución y garantizar la lealtad institucional. El golpe al Estado del 1 de octubre fue también un golpe al modelo autonómico», añade el PP.

Compromiso con la Constitución

En su programa, el PP se presenta como el «único partido que acepta de un modo íntegro el modelo» de 1978. «El resto de partidos que concurren o bien quieren transformar el modelo autonómico en uno federal o confederal, eliminar figuras esenciales para la España rural como son las diputaciones o directamente acabar con las autonomías», señala, en alusión a PSOE, Ciudadanos y Vox.

PUBLICIDAD

Dicho esto, el PP recalca que «más que nunca» reafirma su compromiso con la Constitución, que ha sabido «conjugar la unidad nacional con distintos niveles de autogobierno» y que ha permitido que estas cuatro décadas sean las de «mayor desarrollo y bienestar» de la historia reciente.

La Educación, ‘un instrumento de ideologización de la izquierda’

El Partido Popular afirma que el sistema educativo español es «un instrumento de experimentación e ideologización de la izquierda», y propone convertirlo en «un ámbito donde se garantice la libertad de las familias» y «la convivencia de los modelos público, concertado y privado».

Se compromete a extender al Bachillerato y en toda España las subvenciones públicas a la enseñanza concertada o mantener el carácter evaluable de la asignatura de Religión.

La primera de todas esas propuestas promete garantizar «la libertad de elección de las familias» y la eliminación de las «zonas de escolarización». «Son las familias quienes deben elegir el modelo que deseen para sus hijos y las administraciones atender esas preferencias», se recoge en el programa.

Español y religión

Los ‘populares’ también se comprometen a que el castellano sea en «la lengua vehicular ordinaria de la enseñanza en todo el territorio español», aunque permitiendo que también lo sean las lenguas cooficiales en las comunidades donde existan.

PUBLICIDAD

Además, el PP promete un «cheque 0-3» de 1.000 euros al año «para compensar a las familias con hijos menores de 3 años tanto por gastos de guardería y colegio como de cuidadores profesionales», y crear «pruebas académicas nacionales» al final de cada etapa educativa, para «estimular la mejora individual y del conjunto del sistema».

Igualmente, se compromete a garantizar «el derecho de las familias de que puedan estudiar la asignatura de Religión en las mismas condiciones que el resto de asignaturas del programa oficial» manteniendo «su carácter voluntario y evaluable», así como ampliar el estudio de la humanidades, «especialmente la Filosofía», que recuperaría su condición de asignatura obligatoria en Bachillerato.

Los populares aseguran en su programa para las municipales y autonómicas del 26M que apoyan los centros de Educación Especial y «el derecho de las familias a elegirlos como propuesta educativa para sus hijos», aunque facilitarán «la integración de los alumnos con necesidades educativas especiales en el caso de que esa sea la opción elegida por las familias».

Lucha contra el top manta

El PP también se compromete, en su programa electoral para las próximas elecciones del 26 de mayo, a impulsar un Plan Especial de Protección del Comerciante «para evitar la proliferación de las ventas ilegales en las calles» de las ciudades. En esta línea, propone «reformar» el régimen de infracciones y sanciones y «reforzar» las ordenanzas municipales.

Respecto a la política migratoria, el PP quiere impulsar una «inmigración legal, ordenada y vinculada al mercado de trabajo», así como medidas para luchar contra las mafias. Asimismo, contempla «la mejora de los medios a disposición de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado en Ceuta y Melilla y la costa de Andalucía y potenciará «el despliegue de FRONTEX para el control de las fronteras», entre otras medidas.

En este punto, menciona a los menores extranjeros no acompañados (MENA), señalado que fortalecerá el sistema de atención «para que prime siempre el interés superior del menor», al tiempo que expresa su deseo de potenciar «prioritariamente» el retorno a sus hogares «en condiciones de seguridad y respeto a sus derechos para que puedan crecer y desarrollarse con sus familias».

Oficinas municipales de ayuda a embarazadas

Por otro lado, el PP plasma en su programa para las elecciones autonómicas y municipales el compromiso de poner en marcha, si gobierna, oficinas municipales de Ayuda a la Mujer Embarazada para que ninguna mujer deje de ser madre por su situación económica, social o familiar.

Así se recoge en el capítulo del programa electoral del PP dedicado a la familia, al igual que recogió en el programa para las elecciones generales del pasado 28 de abril. En este documento, también se comprometen a promover políticas desde las administraciones públicas desde «una perspectiva de familia».

Los ‘populares’ quieren aprobar leyes de apoyo a la maternidad que contemplen «un conjunto de medidas para poner en valor la maternidad, ampliar las medidas de conciliación y corresponsabilidad, impulse medidas fiscales en favor de las familias», entre otras propuestas.

Planes contra la soledad de los mayores

El PP propone a su vez medias para favorecer el envejecimiento activo, como el impulso de planes autonómicos con medidas contra la soledad, la búsqueda de solidaridad intergeneracional, la promoción de la autonomía personal, la prevención de la dependencia o el acceso a la formación, entre otras.

También se quieren encontrar soluciones al maltrato de personas mayores con planes autonómicos de protección a esta lacra, tanto cuando se produce en el seno de sus familias, como por parte de sus cuidadores.

El PP también quiere apoyar la rehabilitación de viviendas para que se adapten a las necesidades de este colectivo, promover la permanencia de estas personas en su propio domicilio y en su entorno social y familiar, reforzar la atención a la cronicidad y realizar un censo autonómico de personas con Alzheimer para poder ofrecer a las familias los recursos y servicios de apoyo disponibles.

En relación a las personas con discapacidad, propone reforzar la atención de los padres de niños con discapacidad, o en su caso el de su cuidador principal, para evitar que tengan problemas en su entorno laboral.