DEJA EL SENADO

Bauzá abandona el PP por fomentar la catalanización de Baleares

|

El expresidente balear, José Ramón Bauza, ha enviado una carta a los militantes y afiliados del Partido Popular anunciando que abandona el partido tras 20 años de militancia y renuncia a su escaño en el Senado.

José Ramón Bauzá renuncia a su escaño en el Senado y anuncia que se da de baja del Partido Popular por la deriva ideológica de la filial balear de la formación.

En la misiva, muy dura con las políticas de la formación en Baleares, denuncia que el PP, lejos de combatir el nacionalismo en las islas, se ha encargado de fomentarlo: »Desgraciadamente en nuestras islas ha sido nuestro propio partido, a través de los gobiernos populares precedentes al mío, el que ha sembrado y regado un nacionalismo que la izquierda no ha necesitado más que explotar».

Bauzá recuerda que fue el PP quién »desde el Gobierno incluyó en el estatuto de autonomía que la lengua oficial de las Islas Baleares es el catalán». Destaca también que el que hasta ahora era su partido fue el encargado de establecer el conocido como ‘Decreto de Mínimos’ que, enfatiza el expresidente regional, »no es más que la normativa que ha garantizado durante tantos años el modelo de inmersión lingüística en catalán en las escuelas de las islas».

»Fue, en fin un Gobierno del Partido Popular el que promovió y aprobó la Ley de Normalización Lingüística que obliga a utilizar el catalán frente al castellano en la Administración Pública de Baleares», indica.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Tras un breve repaso a algunas medidas de su política combativa con el nacionalismo, como la eliminación del catalán como requisito de acceso a la Función Pública o la aprobación de una Ley de Símbolos, denuncia que los socialistas de Francina Armengol y sus socios nacionalistas se han limitado a recuperar las políticas que ya había instaurado el PP: »el actual Gobierno socialista Balear, al revertir las políticas que aprobé durante mi mandato, tomó la decisión de simplemente recuperar la normativa catalanista promovida y aprobada por los sucesivos gobiernos del Partido Popular».

Bauzá pone de relieve el retorno de la actual dirección regional del partido a esas políticas que, indica, han llegado a calificar »la política lingüística en defensa del castellano como un asunto ‘extremista y muy sentimental’ que había sido un error tocar porque ‘todo el mundo tiene líneas rojas».

Una decisión meditada

El senador por designación territorial advierte de que su decisión fue tomada hace un año ante la deriva ideológica del partido, aunque con la victoria de Casado entendió que el partido podría virar: ‘‘He creído en el proyecto de Pablo Casado y cada vez que le escucho hablar me encantan muchas cosas que oigo. Pero desgraciadamente, al menos en el caso de Baleares, sus palabras y acciones van en caminos opuestos».

Tras desear suerte y acierto al nuevo líder nacional del PP, Bauzá se despide »con la satisfacción del deber cumplido» y diciendo que seguirá defendiendo »lo smismo en los que siempre he creído» desde la sociedad civil.