CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno, acorralado incluso por los suyos, rectifica ahora la figura del relator

|

La decisión, que la vicepresidenta enmarca en el rechazo de los separatistas a las condiciones trazadas por el Gobierno, llega tras días de críticas de la mayoría de partidos de la oposición, así como de miembros destacados del PSOE.

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, ha anunciado que los partidos separatistas no aceptan el marco trazado por el Gobierno para Cataluña y rectifica así la postura que el Ejecutivo ha mantenido en los últimos días respecto a la posibilidad de una mesa de partidos con la Generalidad con la figura de un relator.

«Este gobierno tiene la firme decisión de establecer todos los puentes posible pero en este momento, el marco trazado que hemos hecho no es aceptado por los partidos independentistas«, ha asegurado tras la reunión del Consejo de Ministros. »Para nosotros es inaceptable sentarnos a hablar de un referéndum de autodeterminación», ha zanjado.

Una decisión que llega tras las críticas

La decisión del Ejecutivo llega tras días de críticas de la mayoría de partidos de la oposición, así como de miembros destacados del PSOE. Felipez González, Alfonso Guerra, Javier Lambán o Emiliano García-Page han sido los primeros en poner en cuestión la figura diseñada por el Gobierno para negociar con el separatismo. En las últimas horas, representantes regionales más cercanos al presidente, como Ángel Gabilondo o Ximo Puig, han manifestado su malestar por la última jugada de Pedro Sánchez para asegurarse los Presupuestos Generales. 

La cesión de Sánchez al secesionismo ha motivado la convocatoria de una gran manifestación este domingo en la madrileña Plaza de Colón para pedir la convocatoria urgente de elecciones.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Abascal llama a la ‘España Viva’ a llenar Madrid para ‘echar al okupa’ de La Moncloa

Sobre esta marcha, secundada por PP, Ciudadanos y VOX, la vicepresidenta ha indicado que su único objetivo es sacar »partido político electoral de la agitación constante».

Ha explicado Carmen Calvo en que el Ejecutivo está tratando de atender lo que «nuestros compatriotas quieren», esto es, «que hablamos, que dialoguemos» y que la convivencia se desarrolle «en los únicos caminos en que puede transcurrir» que son «el respeto a la pluralidad y el funcionamiento de las instituciones».

Lo achacan a las exigencias del secesionismo

El Gobierno da por encallado el diálogo con la Generalitat porque han solicitado un referéndum de autodeterminación que «no es aceptable», según ha asegurado la vicepresidenta del Gobierno. Tras este anuncio, ha llamado a la responsabilidad de los partidos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado y ha criticado a PP y Ciudadanos por «no arrimar el hombro».

«Los partidos independentistas plantean la aceptación de un referéndum de autodeterminación que no es aceptable», ha advertido Calvo, quien ha anunciado que «de momento, esta situación, encalla».  «Este Gobierno tiene la firme decisión y vocación de establecer todos los puentes posibles que la ley nos permita para que el diálogo se produzca, pero en este momento, el trazado que hemos hecho no es aceptado por los partidos independentistas», ha afirmado.

La vicepresidenta ha dejado claro que hay dos foros «que no están funcionando», la Comisión de Evaluación del Modelo Territorial, en la que ha acusado a los partidos conservadores de «no arrimar el hombro» y en Cataluña, una mesa en la que no se sientan ni el partido más votado, Ciudadanos, ni el PP ni la CUP.

Ha insistido en que los grupos separatistas «no aceptan el marco» que ha propuesto el Gobierno. Por lo tanto, ha anunciado que el Ejecutivo seguirá «con la verdadera agenda política catalana» que es la de resolver los problemas de los catalanes y también la de los españoles.

El Gobierno ha repartido un documento entre los periodistas que es, según Carmen Calvo, «el producto de conversaciones, reuniones» y del «empeño» de encontrar con los partidos políticos que sostienen el Gobierno de Cataluña «dos marcos institucionales» que nos permitan un nuevo intento ordenado de alcanzar con el diálogo objetivos políticos de la resolución de las circunstancias».