ELECCIONES 28A

Contundente respuesta de VOX al ofrecimiento de diálogo del PNV

|

El cabeza de lista del PNV al Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, ha asegurado que su partido hablará «con el extremo más izquierdo y con el extremo derecho», también con VOX, pero ha advertido de que, quienes abogan por la centralización «cavan una zanja de acuerdos».

Esteban ha afirmado que la formación jeltzale ofrece «serenidad, diálogo y capacidad de acuerdos», y espera que haya «una mayoría», tras las elecciones generales, que «normalice» la política y haya pactos «de calado en lo económico, social y en lo nacional, sin complejos».

En declaraciones realizadas a los periodistas en el Puente de Cantalojas de Bilbao, el candidato del PNV ha destacado los planteamientos que están realizando «algunos partidos», que les alejan «completamente de cualquier tipo de acuerdo» con los jeltzales, y ha advertido de que el presidente del PP, Pablo Casado, pretende acabar con la descentralización, tal como dijo en su visita a la región vasca, mientras que Albert Rivera, va en contra del Concierto Económico.

El dirigente jeltzale ha afirmado que, si alguien «tiene la tentación de llevar eso» a las Cortes Generales, «desde luego, la presencia del PNV es más necesaria que nunca en la próxima legislatura».

Suscríbete a nuestro nuevo canal

El dirigente jeltzale ha lamentado el discurso que está defendiendo Casado que ni cuando viene a la Comunidad Autónoma Vasca «mide su mensaje», porque el viernes de la semana pasada «vino a decir que, de descentralización, nada; que de cumplimentar el Estatuto, nada, y que lo que hace falta es más centralización». «Si ése es el mensaje que tiene para Euskadi, mal vamos», ha añadido.

Por ello, considera que este tipo de mensajes «están cavando una zanja de acuerdos». «Ahora, nosotros vamos a hablar con todos, también con VOX, con el extremo más izquierdo y con el extremo derecho», ha asegurado.

La formación no ha tardado en responder y ha declinado la oferta de los nacionalistas vascos: »No tenemos nada que hablar con quienes quieren romper España. Al menos hasta que pidan perdón por pasarse la vida recogiendo nueces de terroristas».