PUBLICIDAD

El efecto VOX

|

Isabel Díaz Ayuso será presidenta de la Comunidad de Madrid esta semana. Gracias a VOX. José Luis Martínez Almeida es alcalde de Madrid. Gracias a VOX. Fernando López Miras es presidente de Murcia. Gracias a VOX. El desastre electoral ha reforzado a Casado. Por eso sigue siendo presidente del PP. Gracias a VOX.

Por ello, Cayetana Alvarez de Toledo es la portavoz del PP en el Congreso. Gracias a VOX. Y Albert Rivera ha derrotado en Cs toda veleidad de ayudar a Pedro Sánchez. Gracias a VOX. Y en Andalucía se levanta la alfombra sobre la pestilente corrupción de miles de millones del PSOE. Gracias a VOX.

PUBLICIDAD

Todo ello sucede porque ha irrumpido en la política española un partido pequeño que, sin apenas medios y acosado, difamado y agredido por todos, ha puesto sobre la mesa verdades que todos los demás han ocultado. Y ha hecho frente al rodillo mediático totalitario y mentiroso.

Sin haberse cumplido aun un año de su mitin de presentación en Vistalegre, cuando aun la mayoría de los españoles ni conocían su nombre, VOX ya condiciona toda la política nacional y es el referente para la autodefensa de la nación y la renovación de la política española.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Un partido pequeño, que lo comienza todo desde cero, comete errores y peca de inexperiencia frente a mucho buitre bregado y avezado en el engaño de la baja política. Pero un partido que defiende con firmeza, honradez y buena fe sus principios y lo que mejor cree para España.

VOX ya ha hecho historia indeleble en España. Por haber cambiado el mapa político, por condicionar a todos los demás, por representar la gran opción europea de cambio democrático frente a la vía muerta que ya es la socialdemocracia, que traiciona a la gente por ideología.

La irrupción de VOX en la lucha política es un fenómeno político trascendental. Se ha organizado la vanguardia de la reacción de los españoles contra el programa de destrucción de su nación del frente popular de izquierda y separatismos, forjado en secreto al comenzar el siglo.

PUBLICIDAD

El terremoto que es VOX ha puesto muy nerviosos a todos los que han vivido en un consenso en el que unos asumían y otros fomentaban esa deriva hacia la disgregación territorial, el cambio de régimen y el fin de la continuidad histórica de la nación española y sus instituciones.

La trascendencia histórica de VOX se plasmó en dos discursos memorables de Abascal en el Congreso. Con verdades allí jamás dichas, habló a los españoles como adultos ante el reto de la patria en peligro. Dejó claro que nunca más se acatará en silencio la tiranía de la mentira.

Aunque la maquinaria implacable de la mentira consensuada intente ocultarlo, los discursos de Abascal son un hito, la llegada de una fuerza en defensa de España, de los españoles y de la verdad como no la ha tenido esta democracia. Esto es solo el principio. Gracias a VOX.

PUBLICIDAD