LA FAMILIA, EN CONTRA

El Gobierno anuncia que los restos de Franco serán enterrados el 10 de junio en El Pardo

|

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado este viernes que los restos del dictador Francisco Franco serán exhumados del Valle de los Caídos y vueltos a enterrar el día 10 de junio por la mañana en el panteón de Mingorrubio en el cementerio de El Pardo, de titularidad estatal.

El Gobierno también ha contemplado la posibilidad de que la familia, «si quiere y decide», celebre una «íntima» ceremonia en el lugar de la reinhumación y acorde a sus preferencias religiosas, resaltando que sólo será «para los familiares».

Por este motivo, «no habrá comunicación ni convocatoria pública» y se adoptarán las medidas necesarias para evitar el uso de medios de captación y reproducción de imagen y sonido, ya que el fin es poder «preservar la intimidad» de la participación de la familia y «de los restos del dictador».

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Calvo ha asegurado que con este último paso «se está ejecutando la Ley de Memoria Histórica» del año 2007. «Una ley propia del esfuerzo de una democracia por atender los informes de la Naciones Unidas», ha destacado.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Ha argumentado también que, expirados los sucesivos plazos que han tenido los familiares para recurrir la decisión y disponer sobre el destino de sus restos mortales, el Gobierno ha elegido un «destino alternativo compatible» con la garantía del orden público y la seguridad ciudadana, puesto que se trata de un lugar de «titularidad estatal».

Calvo ha insistido en que el próximo 10 de junio «se concluirá con el procedimiento» de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos, cumpliendo con el Acuerdo del Consejo de Ministros del 31 de agosto de 2018, por el que se inició el procedimiento administrativo.

Según la versión gubernamental, el objetivo ha sido separar la exhumación de las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo y «garantizar así el transcurso de un tiempo suficiente para salvaguardar el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva de los interesados». «Ello sin perjuicio de que dicha fecha pueda ser pospuesta si el Tribunal Supremo suspendiera y/o anulara el acuerdo, en el seno del procedimiento contencioso en curso», aclara el Gobierno.

La vicepresidenta ha explicado que la decisión tampoco depende del resultado de las elecciones generales de abril ya que, si entonces hubiera un Gobierno diferente que quisiera revocar la exhumación, tendría que modificar la ley que la sustenta. «Para cualquier Gobierno que esté el 10 de junio, a menos que haya modificado la norma que obliga a hacerlo, lo tiene que hacer», ha subrayado.

La familia, en contra

Pero el Gobierno tiene sobre el camino varias piedras judiciales. El pasado 7 de marzo, los nietos de Francisco Franco registraron en el Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad un escrito en el que se ratificaron de forma expresa en su decisión de que la reinhumación de los restos mortales de su abuelo se realizase en la cripta de la catedral de la Almudena.

Al día siguiente, la Sección Cuarta de la Sala Tercera del Tribunal Supremo admitió a trámite un recurso contencioso-administrativo interpuesto por los familiares contra el Acuerdo de Consejo de Ministros de 15 de febrero de 2019, solicitando su suspensión. En los próximos días el Alto Tribunal determinará si acepta la petición de medidas cautelares solicitadas por sus nietos.

Por otro lado, los monjes de la Basílica del Valle de los Caídos también han recurrido al Tribunal Supremo la exhumación. En cuanto a la licencia urbanística para levantar la lápida bajo la que se encuentran los restos, que fue suspendida por un juzgado de lo contencioso-administrativo, fuentes del Gobierno han recordado que el asunto fue estudiado por 17 jueces y solo uno de ellos la ha aceptado. Por ello, la Abogacía del Estado va a solicitar que se acumulen todas las causas, lo que debe hacer ante el primer juez que resolvió el asunto.