LOS PADRES DE LOS NIÑOS DE GODELLA

Él, seguidor de los ‘Illuminati’. Ella, con problemas mentales

|

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 4 de Paterna (Valencia), en funciones de guardia, ha asumido la investigación por la muerte de dos menores en Godella y ha decretado el secreto de las actuaciones.

La causa queda abierta por dos delitos de homicidio, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). El juez autorizó este jueves el levantamiento de los cadáveres y su posterior traslado a dependencias del Instituto de Medicina Legal para la práctica de las correspondientes autopsias.

Asimismo, el magistrado ha incoado un sumario por dos delitos de homicidio, sin perjuicio de posterior calificación, mientras la Guardia Civil sigue practicando diligencias de investigación.

Los padres de los menores -un niño de tres años y medio y una niña de cinco meses que fueron encontrados enterrados sin vida cerca de la casa donde residían- están detenidos. La madre ya había sido arrestada este jueves tras revelar a los agentes el lugar donde se encontraban los cadáveres y el padre también ha sido detenido tras permanecer durante la jornada del jueves investigado e interrogado policialmente.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Según han apuntado a Europa Press fuentes de la investigación, previsiblemente, ambos progenitores pasarán a disposición judicial este sábado.

Así son los padres

El padre de los niños, según publica ABC, es seguidor de los ‘Illuminati’ y un consumidor habitual de estupefacientes. Además de compartir los ideales de esta sociedad secreta, subía sus propios vídeos a Youtube interprentando canciones como esta:

La madre tiene antecedentes, ya que fue detenida y condenada en 2011 por participar en unos altercados en Valencia relacionados con el 15-M. La condena fue de trabajos a la comunidad que, según el diario, desarrolló en una biblioteca municipal.

Enterrados cerca de la casa

La madre, que según ha asegurado Espejo Público (A3) sufre esquizofrenia, fue detenida tras señalar a los investigadores el lugar donde se encontraban los cadáveres. Los cuerpos fueron localizados enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros.

Así lo ha aseverado el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, quienconfirmó que la mujer fue arrestada y que ni ella ni el padre han confesado la autoría de los hechos.

Aunque en un primer momento la madre no ha mostrado una actitud de colaboración con la Guardia Civil y realizaba manifestaciones confusas como que sus hijos «tenían que resucitar», los agentes han podido convencerla finalmente de la conveniencia de que revelara dónde se encontraban los cuerpos de la niña de cinco meses y del niño de tres años y medio.

Cuando la madre accedió a decir dónde se encontraban los restos de los pequeños, se dejó la zona expedita «para preservar las pesquisas y evitar que la mujer se arrepintiera».