El prófugo Puigdemont puede ser detenido este martes si viaja a Estrasburgo y Llarena activa la euroorden

|

El secesionismo catalán se manifestará este martes en Estrasburgo (Francia), el día en el que se constituye el Parlamento Europeo tras las elecciones del 26 de mayo, con la duda de si acudirán el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín, que viven en Bélgica.

Convocada por el Consell per la República, la manifestación, que lleva el lema ‘Omplim Estrasburg’ -Llenemos Estrasburgo-, quiere ser una nueva demostración de fuerza del movimiento para defender que Puigdemont, Comín y el exvicepresidente del Govern y líder de ERC, Oriol Junqueras, puedan ejercer de eurodiputados.

Puigdemont, Comín y Junqueras fueron elegidos en sus respectivas candidaturas, pero no han obtenido el acta: los dos primeros porque la Junta Electoral Central les exigió que fueran a recogerla personalmente al Congreso –no lo hicieron por el riesgo a ser detenidos– y a Junqueras el Tribunal Supremo (TS) le negó salir de la cárcel.

Tanto Puigdemont como Comín elevaron el viernes el caso al Tribunal General de la Unión Europea (TUE), al considerar que tienen inmunidad desde el día que fueron elegidos, y dicho tribunal ha desestimado su petición de acordar medidas provisionales para que se les reconozca como eurodiputados y puedan tomar posesión de su escaño en la Eurocámara este martes, ha informado la Corte europea.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Puigdemont aseguró semanas atrás que su intención es acudir a la sesión constitutiva del nuevo Parlamento Europeo, aunque reclamaba antes un pronunciamiento del TUE.

El expresidente de la Generalitat puede ser detenido este martes si acude a la manifestación, pero para ello sería necesario que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena activara la euroorden contra él, siempre dirigida a las autoridades francesas, que tendrían que atender el requerimiento.

No estaría segura la entrega, dado que el delito de rebelión -que Francia contempla en su legislación- no forma parte del listado de delitos en los que la entrega debería efectuarse de manera inmediata y automática. En este sentido, es preciso señalar que en Francia, según el artículo 412-1 del Código Penal, se castiga con 30 años de cárcel y una multa de 450.000 euros «el hecho de cometer uno o varios actos de violencia susceptibles de poner en peligro las instituciones de la República o de atentar contra la integridad del territorio nacional». La pena se eleva a la prisión permanente revisable, y a una multa de 750.000 euros, en el caso de que el delito haya sido cometido por una persona que ostente un cargo público.

Casado pide que Puigdemont sea detenido y extraditado

Es preciso señalar que el presidente del PP, Pablo Casado, pidió el pasado domingo al Gobierno de España que adopte medidas para que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sea detenido y extraditado en caso de que se presente en Estrasburgo (Francia) para la constitución del nuevo Parlamento Europeo.

«Hemos escuchado que el señor Puigdemont dice que va a acudir a la asamblea constitutiva del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Yo lo que quiero es decirle al Gobierno de España es que tome todas las medidas para que, nada más pisar suelo francés, se proceda a la detención y la extradición», dijo.

CS reclama que se ‘redoblen las medidas de seguridad’

Asimismo, Cs reclamó la pasada semana que el Europarlamento «redoble las medidas de seguridad» e «impida el acceso al edificio a los instigadores y, en especial, a Carles Puigdemont por encontrarse fugado de la justicia y por presentarse bajo una titulación falsa que supone usurpación de funciones».

«La mera presencia de estas personas en la sesión inaugural de la IX Legislatura puede poner en riesgo la seguridad de todos y el buen desarrollo, la imagen y el prestigio de la actividad política de nuestra institución», concluyó la carta enviada al presidente de la institución, Antonio Tajani, por los siete eurodiputados de la formación naranja.