NO SE SIENTEN PRESIONADOS

El secesionismo rechaza la amenaza del Gobierno de adelantar las elecciones

La portavoz de ERC, Marta Vilalta. La portavoz de ERC, Marta Vilalta.
|

Tanto ERC como PDeCAT han avanzado que no retirarán sus enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado aunque el presidente del Gobierno amenace con adelantar los comicios.

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha afirmado este lunes que si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estudiase un avance de las elecciones generales sería «probablemente para presionar a los partidos en general y también a los partidos independentistas».

En rueda de prensa tras reunirse la dirección del partido, ha avisado de que, sin embargo, ERC no se siente presionada por ello, y recuerda que la potestad de avanzar unas generales es exclusiva del presidente.

El partido de Oriol Junqueras ha advertido al Gobierno de que, si con un avance electoral busca que ERC retire la enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), no lo encontrará por esta vía, sino por la vía de un diálogo sin renuncias.

Exigen la autodeterminación

Así, ERC insiste en que la única manera de contemplar una retirada de esta enmienda sería que el Gobierno aceptara un diálogo sin renuncias, es decir, con la autodeterminación de Cataluña como uno de los temas a tratar, y si apostara por poner fin al «proceso represivo» contra Cataluña.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

«No somos demasiado optimistas pero seguiremos insistiendo», ha concluido Vilalta, recordando que aún hay unos días de margen para decidir si la enmienda se mantiene o no y, por tanto, para que el Gobierno decida si acepta sus condiciones.

El adelanto electoral, un ultimátum a la desesperada al separatismo para aprobar los PGE

La portavoz republicana ha considerado que Sánchez podría seguir gobernando incluso sin tener Presupuestos, por lo que ha concluido que no se podría atribuir al independentismo que la legislatura estatal acabara antes de tiempo.

«Un ‘no’ a los Presupuestos Generales no tiene por qué implicar una convocatoria de elecciones de manera directa. El único responsable sería el presidente del Gobierno; es el único que tiene la potestad por convocar», ha zanjado Vilalta.

El PDeCAT también rechaza el ultimátum

El presidente del PDeCAT, David Bonvehí, ha asegurado por su parte que no se sienten presionados ante la posibilidad de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convoque elecciones generales el 14 de abril, alegando que no depende de su formación.

«Si el PSOE opta por un Gobierno que respete y aborde el conflicto catalán, estábamos dispuestos a que agotara la legislatura. Si opta por convocar elecciones, no le podemos decir nada. No depende de nosotros, pero no nos sentimos presionados», ha sostenido en rueda de prensa.

Según Bonvehí, el Gobierno «débil» de Sánchez sólo puede tener recorrido si aborda el conflicto entre Cataluña y el resto de España, lo que considera que sería la mejor de las soluciones para el PSOE y para los catalanes.

Pese a recalcar que el PDeCAT está preparado para afrontar cualquier convocatoria electoral, ha admitido que ahora están centrados en las municipales y las europeas, y que un avance de las generales les obligaría a replantear estrategias internas y de funcionamiento del partido.