OPERACIÓN KITCHEN

García Castaño afirma que daba información de terceros a Villarejo por orden de Eugenio Pino

|

Asegura que «no tocó» fondos reservados en ‘Kitchen’ y que sirvió para localizar movimientos de Bárcenas en Paraguay, Uruguay y Chile.

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha suspendido este miércoles por razones de agenda la declaración del que fue jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional, Enrique García Castaño, al cabo de dos horas durante las que ha afirmado que facilitaba información de terceros al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo por orden directa del superior jerárquico de ambos, el ex número 2 de la Policía, Eugenio Pino. Queda pospuesta asimismo, la vista en la que la acusación pedirá para él prisión provisional.

García Castaño declaraba en esta ocasión sobre su presunta participación en los proyectos ‘Land’ -espionaje entre herederos de Procisa–, e ‘Iron’ -espionaje a un bufete de abogados–, pues se le investiga por presuntamente recabar la información privada de las víctimas prevaliéndose de su condición de jefe de la UCAO que luego utilizaba Villarejo en su beneficio.

Las fuentes jurídicas consultadas explican que se ha desvinculado de ambos proyectos y ha afirmado que Eugenio Pino, como Director Adjunto Operativo de la Policía, le dio orden expresa y verbal de facilitar a Villarejo toda la información que le solicitase, incluso cuando en casos concretos, le planteó dudas al respecto. Ha afirmado que nunca cuestionó las decisiones de Pino en este sentido.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

La defensa del exUCAO ha solicitado al juez que practique una serie de diligencias para esclarecer qué policía de la Comisaría General de Información recababa esos datos que luego manejaba Villarejo, especialmente después de que se incorporasen al sumario los correos electrónicos en los que un inspector jefe solicitaba y recibía información del BBVA sobre una empresa a la que el comisario estaba investigando. Piden que se recaben las IP (dirección física del ordenador) desde las que se hicieron las consultas, ya que entre agentes es frecuente que se ‘presten’ las claves de acceso.

Dispensa para hablar de fondos reservados

Terminada la declaración sobre estas dos piezas, ha comenzado el interrogatorio sobre la pieza principal, que finalmente se ha suspendido por un lado, por problemas de agenda y, por otro, porque García Castaño ha solicitado que se recabe dispensa del Gobierno para poder declarar libremente sobre el uso que hacía de los fondos reservados del Ministerio del Interior en calidad de UCAO, a fin de poder explicar los ingresos en efectivo de 600.000 euros registrados en sus cuentas por los investigadores.

La defensa del ex UCAO sostiene que los ingresos se realizaron a lo largo de 11 años, que no fueron 600.000 sino algo más de 400.000 euros porque la diferencia estaría ya justificada, y que era dinero que él adelantaba de su propio patrimonio en el día a día de sus funciones policiales. Quieren que se desclasifique también la orden ministerial que regula los fondos reservados para demostrar que su uso fue lícito, si bien el juez ya rechazó esta pretensión en un reciente auto.

Esta era la segunda jornada consecutiva de declaración de García Castaño, que el martes fue interrogado durante algo más de tres horas en relación a dos piezas secretas de la causa, ‘Trampa’, en relación a los proyectos de Villarejo para el BBVA, y ‘Kitchen’, sobre el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas costeado con fondos reservados, según la investigación, para sustraerle información sensible del partido.

Fondos reservados en ‘Kitchen’

Sobre este asunto, el ex UCAO, que insiste en que aquello fue un operativo policial lícito en busca de fondos y testaferros, ha incidido en que él «no tocó» fondos reservados y que de la misión se aportó a la base de datos de investigaciones policiales el resultado: Se habría conseguido información sobre movimientos de cuentas de Bárcenas en Uruguay, Chile y Paraguay.

En cuanto a la implicación de sus superiores en este asunto, García Castaño declaró que en el «día a día» de la Policía lo razonable es que si el DAO está en un operativo así, el director general de la Policía (Ignacio Cosidó en aquel momento) también lo supiera y a su vez, el secretario de Estado del Interior y por ende, el ministro, y así hacia arriba. Es una afirmación, no obstante, deductiva, de acuerdo a las fuentes consultadas.

Fuentes conocedoras del interrogatorio han añadido además que al ex UCAO no se le involucra en la gestión de fondos reservados en ‘Kitchen’, sino que en el interrogatorio se cuestionó su participación en otros operativos de la misma época que se habrían costeado igualmente, con dinero público y en concreto, la llamada ‘operación Cataluña’, de la que sí tendría constancia.

La declaración de García Castaño ha quedado de nuevo pospuesta aunque esta vez, no se ha fijado la fecha en que se retomará. La acusación popular que ostenta Podemos ha solicitado al juez que celebre una vistilla para revisar las medidas cautelares que tiene impuestas desde su detención y puesta en libertad en 2018, a fin de pedir prisión provisional. Esto ocurrirá, tal y como decidió en su momento el magistrado, cuando el exUCAO termine de declarar sobre todos los hechos que se le imputan.