EMISIÓN EN DIRECTO

Un cargo de ERC reconoce a Antoni Molons como ‘el tal Toni’ que hacía los encargos del 1-O

Enric Vidal declara como testigo en el Supremo REMITIDA / HANDOUT por SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO Enric Vidal declara como testigo en el Supremo REMITIDA / HANDOUT por SEÑAL DE TV DEL TRIBUNAL SUPREMO
|

El juicio a los golpistas, en directo.

El juicio se ha reanudado a las cuatro de la tarde de este martes con el testimonio de Enric Vidal, un diseñador gráfico y en su día coordinador de Accción política de ERC en Badalona que ya declaró en su día en relación con el 1-O ante el titular del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga la organización de la consulta.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Vidal ha declarado como testigo en la vista oral y ha explicado a preguntas del fiscal Jaime Moreno que un «tal Toni» se puso en contacto con él para pedirle que «redimensionara tamaños» del cartel de «las vías del tren» que llamaba a votar el 1-O y llamase a las imprentas Global Solutions, Artyplan y Marc Marty para su impresión.

Según ha explicado Vidal, esta persona le llamó para hacerle el pedido y después se reunió con él, a primeros de septiembre de 2017, en el hotel Colón de Barcelona, sin que le diese más datos de identificación. Aún así, ha dicho que en ningún momento sospechó de nada y que sólo vio que el cartel tenía relación con el referéndum cuando abrió el proyecto y vio el logotipo de la Generalitat.

Preguntado por la Fiscalía si el «tal Toni» podía ser Antoni Molons -que también está citado como testigo en este juicio- el diseñador gráfico ha dicho que no le conoce pero que «después por las noticias» vio a «un señor» que pudo relacionar con el encargo. «Supuse que era él», ha añadido.

El nombre de ‘Toni’ salió a relucir también en la sesión del juicio del lunes en boca del exdirector de Producción de Unipost Francisco Juan Fuentes, que fue interrogado en relación con el encargo que recibió esta empresa –que finalmente no llegó a realizarse– para la distribución de unos sobres que fueron incautados por la Guardia Civil y resultaron ser más de 45.000 tarjetas censales, cartas certificadas, dirigidas a personas que iban a constituir las mesas electorales del referéndum ilegal.

Este testigo afirmó ante la Sala que unos días antes de que se entregaran los palés con los sobres recibió varias llamadas telefónicas de una persona que se hizo llamar Toni y que decía llamar de parte de la Generalitat, y que fue esta persona -de la que no pudo dar más datos de identificación- quien le avisó del material que iba a llegar a Unipost.

Ante la extrañeza de la fiscal Consuelo Madrigal, que insistió varias veces en preguntar por esa persona, el testigo ha reiterado que el ‘tal Toni’ no le dijo su apellido y que entonces supuso que «era la persona que hacía la manipulación de los envíos». «¿Pero no desconfió?», ha querido saber Madrigal, a lo que Fuentes ha contestado que en ese momento no se preocupó.

Los surrealistas testimonios de los responsables de Unipost: ‘Me llamó un tal Toni’

Òmnium encargó material propagandístico para el 1-O

La responsable de Recursos Humanos de la empresa de artes gráficas Artyplan, Rosa María Sans, ha admitido este martes que la entidad soberanista Òmnium Cultural encargó material propagandístico -folletos y carteles- del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, pero que no se emitió ningún albarán de entrega ni factura.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Artyplan elaboró 400.000 dípticos, 26.000 folletos y 30.000 carteles, material que forma parte de un lote más grande de encargos a varias empresas por parte de Òmnium, tal y como consta en el sumario de la causa que investiga la organización del 1-O en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

De los correos electrónicos intervenidos, los investigadores concluyen que Òmnium realizó un pedido de casi 1,3 millones e carteles y trípticos publicitarios del referéndum, lo cual tendría un coste de 61.879 euros entre la impresión y la distribución. Así, el encargo constaría de un millón de trípticos de tamaño A4, 100.000 pirulos (para estructuras cilíndricas) de 70×100, 150.000 carteles para porterías de tamaño A3 y 30.000 carteles para tiendas de tamaño A4.

«Se puede afirmar que la Generalitat utilizó Ómnium para realizar los pedidos y encargar la distribución de los carteles para animar a votar el 1-O con la inscripción institucional», deduce la Guardia Civil en uno de los informes incorporados al sumario.

Cliente desde hace años

Sin embargo, Rosa María Sans no ha concretado si el encargo realizado a su empresa iba a ser facturado a la Generalidad, aunque tampoco se lo han preguntado. Simplemente ha dicho que el material que pidió Òmnium tenía un presupuesto de unos 17.200 euros y que no era el primer pedido de la entidad separatista, ya que es cliente de Artyplan desde hace años.

Según ha explicado Sans a preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal, el encargo de la entidad soberanista llegó a Artyplan a través de su departamento comercial y que el presupuesto lo fija el departamento de producción, al frente del cual está Blas Cortés. Ella ha asegurado que no conocía el pedido hasta que la Guardia Civil se personó en un almacén de la compañía para intervenirlo y que después los agentes le pidieron que les informara del precio de venta.

Tras la declaración de Sans, y antes de suspender la sesión hasta las 16.00 horas, la abogada de la exconsellera Meritxell Borrás, Judith Gené, ha recordado al tribunal que mañana está citado como testigo el exdelegado de la Generalitat ante la Unión Europea Amadeu Altafaj, a quien defiende en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona. La letrada ha puesto en su conocimiento que debido a su condición de imputado en dicha causa se va a acoger a su derecho a no declarar.

Vive en Bruselas y no va a declarar

Gené, que ha apuntado que este lunes registró un escrito ante la Sala adelantando esta circunstancia, ha preguntado si es necesario que Altafaj, que vive en Bélgica, se desplace al Tribunal Supremo, ya que no va a contestar a ninguna pregunta. Por su parte, ha ofrecido comparecer por videoconferencia porque, tal y como ha subrayado Gené, no se opone a comparecer ante el tribunal.

Preguntado el Ministerio Público sobre su posición, dado que es quien solicitó esta testifical, la fiscal Consuelo Madrigal ha dicho que «asume que no venga», pero que no renuncia a su declaración, sino que es el testigo, ha precisado, el que «renuncia» a ello.

Por ello, el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha afirmado que la citación continúa en pie porque «lo que no se puede decir es: ‘tranquilo, no venga'». De todas formas, cabe la posibilidad de que se organice una videoconferencia para que el testigo no tenga que desplazarse hasta Madrid si no va a declarar, una solución de la que el tribunal informará con tiempo suficiente.

Renuncia a declarar el dueño de la empresa que imprimió 1,3 millones de folletos para el 1-O

El primero de los testigos citados este martes en el juicio a los golpistas en el Tribunal Supremo, propietario de una empresa en la que se incautaron 1,3 millones de folletos llamando al voto par el 1-O, ha renunciado a declarar alegando estar imputado en la causa que se instruye en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona sobre la organización de la consulta.

Al inicio de la vista este empresario, José Oriol González ha manifestado que su declaración en el juicio en Madrid podría perjudicarle, por lo que ha manifestado su deseo de no declarar. El presidente del tribunal, Manuel Marchena, le ha preguntado si tiene constancia efectiva de que el procedimiento en Barcelona sigue su curso, y tras obtener respuesta efectiva por parte del testigo le ha eximido de declarar.

En la empresa Buzoneo Directo se encontraron días previos a la consulta ilegal 1,3 millones de dípticos y folletos de diverso tamaño llamando al voto por la independencia. En concreto, en la empresa, situada en la localidad de Montcada i Reixac (Barcelona), se localizaron unos 700.000 folletos informativos para su reparto promoviendo el ‘Sí’, otros 130.000 carteles de menor tamaño también en apoyo del referéndum y unos 370.000 dípticos con el logotipo de la Generalitat de Cataluña que se corresponderían con la campaña institucional del referéndum ilegal.

En el mismo local fueron encontrados otros 138.000 carteles con el texto: «Si, per fer-los for a» (Si, para echarlos fuera), unido a las imágenes del Rey Felipe VI, del presidente del Gobierno Mariano Rajoy, el expresidente Jordi Pujol y el expresidente de la Fundación Palau de la Música de Barcelona, Jordi Millet. Estos últimos carteles incorporan los logos propios e identificativos de la CUP.