INFORME REMITIDO AL JUEZ

La Guardia Civil vincula por primera vez a Torra con la hoja de ruta golpista

|

La Guardia Civil vincula por primera vez a Quim Torra con la hoja de ruta secesionista en un informe remitido al juez de Barcelona que investiga el referéndum ilegal del 1 de Octubre.

La Guardia Civil atribuye al actual presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, la idea de «crear la tormenta política perfecta» con la masiva movilización ciudadana para lograr la secesión. Así lo recoge en un informe, al que ha tenido acceso Europa Press, enviado al Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona, que investiga el referéndum ilegal.

En este documento, los investigadores analizan la documentación que incautaron en la casa del exsenador de ERC y juez Santiago Vidal. En uno de sus documentos sobre la estrategia secesionista, se hacía referencia a Torra en la presentación de su libro «Los últimos 100 metros» realizada en abril de 2016 en la sede de Ómnium en Valls.

A través de la información que había reseñado Santiago Vidal, la Guardia Cicil localizó en la plataforma youtube un vídeo correspondiente a la grabación del acto de presentación de ese libro por parte de Torra. De hecho, en el informe policial se aporta un enlace URL en el que se pueden ver las imágenes.

En ellas, el ahora presidente catalán abogaba, como elemento necesario para lograr el éxito de las aspiraciones separatistas, la masiva movilización ciudadana, con la que junto con otras medidas realizadas se conseguiría una situación de «tormenta política perfecta» favorable a los intereses de los independentistas.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

«Si provocamos la tormenta política perfecta en estos 15 meses y pese a todo eso, pero sobretodo para que nosotros estemos ahí como hasta ahora, a dos millones de personas no nos meterán en la cárcel», afirma Torra en la presentación de su libro para acto seguido afirmar que se acostumbraba a bombardear a los catalanes cada 50 años. No obstante, cree que es «muy importante» que esta sea la primera generación a la que eso no le pasa.

Según él, en Internet, Cataluña ya es una «república libre»: «Ya está, ya nos hemos desconectado», exclama, aunque admite que «tienen que encontrar la manera jurídica de resolverlo».

Torra también habla sobre lo que se ha ido haciendo desde la Generalitat para lograr la secesión y reconoce la creación, «a escondidas», «por debajo de la mesa», de las estructuras de Estado necesarias para realizar la desconexión de Cataluña del Estado español.

Admite que se ha hecho «simulando» tratarse de actos aparentemente amparados por la legalidad del Estatuto. Con ello, Torra manifestaba que se pretendía llegar hasta la celebración de un referéndum de autodeterminación sin autorización del Estado español.

Reconoce que todo es inconstitucional

Durante su intervención, el presidente catalán también identificaba como «responsable del entramado jurídico» necesario para llevar a cabo la secesión de Cataluña al exvicepresidente del Tribunal Constitucional Carles Viver Pi-Sunyer. «Persona de la que aseguraba que estaría todo preparado en el momento que fuera necesario para lo que contaba con la implicación de todas las Consejerías del Gobierno del presidente Puigdemont», según relata el informe policial.

Según expone el presidente catalán en esa presentación de su libro, el referéndum que estaban proponiendo en aquel momento a los ciudadanos «salva» todo lo que estaban haciendo hasta el momento.

«Y también me diréis, pero cómo me van a dejar hacer un referéndum unilateral si todo es inconstitucional. Exactamente, todo es inconstitucional», admite el ahora presidente catalán. Aunque acto seguido responde a su propia pregunta alegando que ya se han declarado soberanos y que están en otro escenario.

Los investigadores también destacan el inicio del vídeo, cuando se produce la presentación del autor por parte de Jordi Ferrer. Este se refiere a Quim Torra «no como un mero espectador» de los hechos descritos, en los actos de apoyo e implementación de la República, sino que, según la Guardia Civil es «identificado como un actor realmente imprescindible en la realización del procés, acreditando su conocimiento y participación en el avance y desarrollo del mismo».

Repetir el referéndum hasta que salga ‘sí’

Los secesionistas se plantearon negociar con el Estado la realización de un segundo referéndum si el primero resultaba fallido para ellos, según recoge el informe de la Guardia Civil al que ha tenido acceso Europa Press sobre la documentación incautada al exsenador de ERC Santiago Vidal. Además, reprochan a Vidal que utilizara el papel con membrete de la Administración de Justicia para imprimir los planes de ruptura de Cataluña con España, mientras era magistrado.

En las conclusiones de este documento, los investigadores resaltan que Santiago Vidal, suspendido como juez por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por participar supuestamente en el proceso golpista, fue uno de los coordinadores de los trabajos para la redacción de una ‘constitución’ para la que preveían que fuera la futura República catalana.

Entre la documentación en soporte papel que los investigadores encontraron durante el registro practicado en la casa de Santiago Vidal, había un informe del Instituto de Estudios de Autogobierno, suscrito por Carles Viver, Pau Bossacoma y Gerard Martín titulado «Un referéndum acordado sobre la independencia de Cataluña: algunas claves jurídicas para una hipotética negociación política».

En este texto se planteaban las condiciones en las que se tendría que celebrar un referéndum para que fuese «aceptable» para la Generalitat y se abordaban diez cuestiones al respecto: la pregunta, los plazos y la fecha, la compatibilidad del referéndum con la no interrupción del ‘procés’, el ámbito territorial, las mayorías necesarias, la vinculación jurídica y política, las vías legales de convocatoria, la gestión jurídica y política con mayoría secesionista y la gestión de los resultados sin mayoría secesionista.

Pero, estos jurístas del Instituto de Estudios de Autogobierno de la Generalitat de Cataluña ya contemplaban la posibilidad de que un referéndum pactado con el Estado no les resultara favorable. Y por ello, en este informe contemplaron negociar «con el Estado la posibilidad de reiterar el referéndum en caso de que el que se celebrase resultase fallido para los intereses secesionistas».

También querían que la Generalitat pudiera seguir desarrollando el ‘procés’ hasta que consiguiera la ruptura. Así, según la Guardia Civil, se proponían «realizar actos de preparación y defensa de la secesión aunque no tuviesen valor jurídico ni fuesen efectivos hasta que se declarase la independencia».

El informe del citado Instituto de la Generalitat consideraban que los separatistas tenían que seguir preparando las normas y las estructuras de Estado para evitar que el electorado pudiese percibir la independencia como un objetivo político no realista.

Un plan secesionsita plasmado en ‘papel español’

Los investigadores, además, advierten de la «deshonesta ironía» de que Santiago Vidal utilizara medios materiales públicos, propios de su cargo en la administración de justicia, para imprimir documentos en los que se reflejaban «precisamente estrategias y acciones relacionadas con la secesión de Cataluña y la desconexión del Estado español».

La Guardia Civil realiza este comentario tras exponer que «una abundante cantidad» de la documentación que encontraron en casa del exsenador se encontraba «impresa en folios oficiales de la Administración de Justicia con el escudo del Estado español y el logotipo de la Generalitat de Cataluña».

Los investigadores ponen el acento en que el juez Santiago Vidal, que fue suspendido por el CGPJ en febrero de 2015 precisamente por participar en la construcción jurídica del proceso independentista, utilizaba el papel oficial del Estado español cuyas leyes «estaba obligado a cumplir y hacer cumplir en el ejercicio de sus funciones y por las que percibía honorarios públicos».

Además, algunos de los informes que realizó de cara a la construcción de la República catalana, los firmaba como «magistrado y director del programa para el estudio de las instituciones en el ámbito de la Justicia y el poder judicial».