15 ANIVERSARIO

Las incógnitas del 11M: El imán argelino y los rastros genéticos sin identificar

|

Han pasado 15 años desde el 11M y todavía existen algunas incógnitas que rodean al mayor atentado perpetrado en suelo europeo.

Una de ellas es la relativa al imán argelino que, según desvela La Razón, viajó con frecuencia a Madrid en los meses previos al atentado islamista. Cuenta el diario que un miembro de la comunidad musulmana reveló que el clérigo organizaba reuniones frecuentes con los integrantes de la célula terrorista en un salón de la mezquita de la M-30.

Y quince años después no se sabe nada de él, ni de su identidad. Su papel habría sido el de transmitir las consignas religiosas a los yihadistas y habría sido el intermediario entre Al Qaeda y la célula.

Se desconoce también quién o quiénes fueron los inductores de la masacre, es decir, quiénes diseñaron tanto el ataque como la organización de la célula. ¿Podría ser el citado imán argelino?

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Recuerda el diario de Planeta la carta encontrada por los Navy Seal norteamericanos entre los enseres de Bin Laden en la que celebraba la »caída del Gobierno de Aznar» y lo definía como »una gran victoria para las víctimas de todo el mundo y para los que murieron en Madrid».

»En el pasado, la gran revolución francesa había noqueado a la dictadura de reyes y curas, hoy la Revolución española se ha convertido en un gran evento histórico y ha causado un potente terremoto al dirigir los primeros golpes más dolorosos y peligrosos a los peligrosos grupos de la muerte en Estados Unidos causando la caída del Gobierno de Aznar, que es una de sus eficaces herramientas. Esta es una gran victoria para todas las víctimas en todo el mundo y para aquellos que murieron en Madrid en particular», indicaba.

Sólo ocho terroristas permanecen en prisión

Dieciocho personas fueron juzgadas por la masacre del 11 de marzo y, quince años después, sólo 10 permanecen entre rejas. Entre estos últimos están los autores materiales: Jamal Zougam, Otman El Gnaoui y José Emilio Suárez Trashorras. A los dos primeros les cayeron 40.000 años y al último 35.000, aunque cumplirán únicamente cuarenta por la limitación punitiva de nuestro Código Penal.

Para 2044 todos ya estarán fuera de las prisiones. Antes de esa fecha, los otro siete condenados irán abandonando las cárceles de manera escalonada.