ASÍ HA CAMBIADO SU POSTURA

Los bandazos de Cs con la prisión permanente revisable: de la derogación a pedir su ampliación

|

Los de Rivera han pasado de firmar con el PSOE en 2016 su derogación inmediata a solicitar la inclusión de nuevos supuestos.

El responsable de Justicia de Ciudadanos y candidato al Congreso por Asturias, Nacho Prendes, ha afirmado este lunes que la prisión permanente revisable es «necesaria» y «plenamente constitucional», y ha abogado por reformar el Código Penal, una vez se haya pronunciado el Tribunal Constitucional (TC), para que esta pena se aplique a nuevos supuestos.

Así se ha pronunciado Prendes en declaraciones a los medios tras reunirse con el padre de Diana Quer, para cuyo asesino confeso la Fiscalía ha pedido prisión permanente revisable. En este encuentro han participado también el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el abogado del Estado y ‘número cuatro’ de Cs en la lista al Congreso por Madrid para las elecciones generales, Edmundo Bal.

Ciudadanos cree que no se debe derogar esta figura penal y pide que se mantenga «hasta que se pronuncie el Tribunal Constitucional y valide su constitucionalidad». Según Prendes, la prisión permanente revisable «es plenamente constitucional porque en el ámbito europeo también existe».

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Una vez que los magistrados confirmen que esta pena no contraviene la Carta Magna, la formación naranja se compromete a apoyar una reforma para que se pueda aplicar también en «casos especialmente crueles y aberrantes» que ahora no están contemplados, según ha explicado el diputado.

Pide incluir tres nuevos supuestos

Juan Carlos Quer -cuya hija, agredida sexualmente y asesinada, desapareció en 2016 en A Pobra do Caramiñal (La Coruña)- ha precisado que Ciudadanos le ha transmitido que los tres supuestos cuya inclusión defenderá son los de los casos de violadores en serie, secuestro y posterior asesinato de la víctima y ocultación del cadáver.

Prendes ha recordado que Cs ya propuso otra reforma para que, para determinados delincuentes «especialmente crueles y que son un peligro para la sociedad», se dificulte el acceso al tercer grado y a los permisos penitenciarios.

Así ha cambiado su postura CS

El partido liderado por Albert Rivera ha ido mutando su posición sobre la prisión permanente revisable en los últimos años. En el acuerdo de investidura que el partido naranja selló con Pedro Sánchez en 2016 se pedía explícitamente la derogación de esta figura penal. Una vez ya fracasado el pacto, en octubre de 2016, sus diputados se abstuvieron en el Congreso ante una proposición no de ley de PNV en la que se emplazaba al Gobierno a derogarla, por considerar que las formaciones políticas no debían pronunciarse al respecto sin conocer la opinión del TC.

En ese momento, la diputada del partido Patricia Reyes afirmó que la prisión permanente revisable es »una cadena perpetua en toda regla» y que »vulnera varios artículos de la Constitución; además de ir en contra de la reinserción social».

Ya en el pleno y ante una proposición de ley de los nacionalistas vascos, en octubre de 2017, Reyes atacó la figura con mucha más contundencia: »La llamaron así para que sonara más amable, pero todos sabemos muy bien que en realidad estamos frente a la cadena perpetua». Es »demagogia punitiva».

En ese momento Cs presentó una enmienda a la totalidad de la proposición del PNV para endurecer los requisitos que deben cumplir los condenados por delitos de especial gravedad para acceder al tercer grado y a los permisos. En el momento en que el PP planteó incluir dos nuevos supuestos a los que se pudiera aplicar la prisión permanente revisable -secuestro antes del asesinato y ocultación del cadáver-, Ciudadanos se abrió a estudiar esa posibilidad, pero no la defendió activamente. Ahora directamente defiende una reforma legislativa en este sentido.

Llamamiento de Quer a Podemos y PSOE

Juan Carlos Quer ha recordado que el pasado 21 de marzo entregó en el Congreso las firmas de 3,2 millones de personas contrarias a la derogación de la prisión permanente revisable, tras lo cual solicitó reuniones a los distintos partidos.

Según ha señalado, la posición de la formación naranja al respecto -a pesar de sus bandazos- es «clara y explícita», además de haber demostrado «sensibilidad» y ofrecido un diálogo «honesto y sincero». En cambio, ha lamentado la postura del PSOE y Podemos, a quienes ha dicho que lo «inhumano» no es la prisión permanente revisable, sino «los depredadores sexuales y los asesinos en serie».

Desde su punto de vista, no basta con garantizar el cumplimiento íntegro de las condenas, y ha puesto como ejemplo el caso de Bernardo Montoya, el asesino confeso de la joven Laura Luelmo, que supuestamente pidió al juez que le mantuvieran en prisión «toda la vida» porque si salía a la calle, volvería a cometer un crimen.

Por ello, ha reclamado al presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que escuchen a los más de tres millones de ciudadanos que reclaman que se mantenga la prisión permanente revisable. Además, les ha pedido que «no se escondan» y que, antes de las elecciones del 28 de abril, expliquen cómo piensan proteger a la sociedad de «este tipo de delincuentes».