PUBLICIDAD

Los socialistas oficializan su enésima traición al pactar con JxCat en la Diputación de Barcelona

|

La socialista Núria Marín, ha sido proclamada este jueves presidenta de la Diputación de Barcelona con los votos a favor de los separatistas de JxCat.

La alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), la socialista Núria Marín, ha sido proclamada este jueves presidenta de la Diputación de Barcelona, con los votos a favor del PSC y también de JxCat, en el que ha sido el nombramiento con más incógnitas de la historia de la institución.

PUBLICIDAD

Así, se ha mantenido el acuerdo anunciado por JxCat por el que votaría a favor de la Presidencia socialista, pese a que ERC le ofreció después ocupar el cargo si apoyaba a los republicanos, momento desde el que ambos partidos se han cruzado reproches y exigencias.

Marín ha sido proclamada al ser la más votada en segunda vuelta -en la primera nadie ha obtenido mayoría absoluta necesaria-, y ha obtenido los mismos votos que en la primera: 23 apoyos con 16 del PSC y 7 de JxCat, mientras que el resto de partidos han presentado y votado a su propio candidato, excepto JxCat -que ha votado al PSC- y TxT -que ha votado a ERC– cuyo candidato ha logrado 17 votos.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Además de Marín, han presentado candidato ERC, con Dionís Guiteras; los comuns, a Laura Pérez, con cinco votos; CS, a Salvador Tovar, con cuatro, y el PP, a Xavier García Albiol, con dos, mientras que ni JxCat ni Txt han presentado candidato, y las formaciones han votado lo mismo en la primera votación que en la segunda.

Marín ha prometido su cargo con la fórmula establecida: «Prometo por mi conciencia y honor cumplir con fidelidad las obligaciones del cargo de presidenta de la Diputación con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardarla Constitución como norma fundamental del Estado, así como el Estatut».

El pacto no ha gustado a un sector del separatismo que, convocado por la ANC, se ha concentrado a las puertas de la sede de la Diputación de Barcelona para protestar contra el pacto al grito de «Núria Marín, 155», «11 de julio, ni olvido ni perdón», «botiflers», «traidores» o «JxCat y Esquerra se nos acaba la paciencia».

PUBLICIDAD