COMPARECE EN EL CONGRESO

Marlaska culpa al Gobierno del PP de autorizar a la Generalitat la compra armas largas

|

Grande-Marlaska ha expuesto que el actual Gobierno «no ha autorizado ninguna adquisición de armas a la Generalitat».

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se ha remitido este jueves al Gobierno de Mariano Rajoy por permitir la adquisición de armas largas a la Generalitat de Cataluña, reiterando, ante las quejas del PP, que el actual Ejecutivo no ha aprobado ningún contrato nuevo durante estos ocho meses. También ha defendido el acercamiento de 20 presos de ETA en estos ocho meses de Legislatura y la «transferencia pendiente» de prisiones al País Vasco.

El PP y Ciudadanos han acusado a Grande-Marlaska de mentir por «sucumbir» ante los secesionistas y le han afeado que «no haga nada» contra la violencia en las calles en Cataluña, así como que ni él ni el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rechacen la posibilidad de conceder indultos a los líderes del ‘procés’ que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo.

Unidos Podemos, sin embargo, lo que ha reprochado es la «utilización de la Justicia», echando en falta «gestos de distensión» por parte del Ejecutivo tras la «estrategia unilateralista» del separatismo y la aplicación «anticonstitucional» del artículo 155 de la Constitución.

Grande-Marlaska ha pedido que «se deje trabajar» al tribunal con «tranquilidad y sosiego». «Ya veremos qué ocurre con la sentencia», ha dicho en relación con las condenas a los líderes del ‘procés’ y la posible petición de indultos. En este sentido, ha defendido la presunción de inocencia y ha cuestionado a PP y Ciudadanos por dirigirse a los procesados como golpistas, renunciando a utilizar términos como «presuntamente».

Suscríbete a nuestro nuevo canal

El diputado del PP José Alberto Martín-Toledano ha acusado a Grande-Marlaska de convertirse en un ministro «hooligan» y «estrellado» por seguir a Pedro Sánchez, un presidente del Gobierno «ególatra y que carece de principios». «Usted ha autorizado la compra de armas que estaban bloqueadas desde 2016», ha dicho en alusión al contrato de la Generalitat de Cataluña que se publicó en el BOE el pasado 21 de enero.

Armas largas autorizadas en 2016

Grande-Marlaska ha expuesto que el actual Gobierno «no ha autorizado ninguna adquisición de armas a la Generalitat». Según los datos de Interior, la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil informó con fecha de 22 de enero que, de las armas autorizadas en 2016, la Generalitat únicamente ha materializado la compra de 22 fusiles calibre 5,56 por 45 milímetros, «y que tuvo lugar el 5 de enero de 2017». «Señorías, con el Gobierno del Partido Popular», ha subrayado en varias ocasiones, incluyendo aquí la compra de diversa cartuchería.

El ministro del Interior, como ya hiciera en sede parlamentaria, ha rechazado también las críticas del PDeCAT y de ERC por lo que consideran detenciones ilegales y desproporcionadas de alcaldes independentistas el pasado 16 de enero, debido al corte de las vías del AVE en una protesta coincidiendo con el primer aniversario del referéndum del 1-O. Según estos grupos, los arrestos se practicaron por policías «encapuchados» y provocaron en algún caso heridas al colocar las esposas.

«Los detenidos impidieron algo básico, como es el derecho de las personas a moverse libremente», ha comentado Grande-Marlaska, recordando que estaban sometidos a una investigación judicial «supervisada en todo momento por el titular del citado juzgado número 4 de Girona y por el fiscal adscrito al mismo, a quienes se fue informando de todas las actuaciones, incluida la detención de 16 personas el día 16 de enero de 2019».

Acercamiento de presos etarras

Por otro lado, Grande-Marlaska ha defendido la dispersión de presos, cuestionada en la Comisión de Interior por Unidos Podemos, mientras estuvo en vigor la actividad terrorista de ETA. En este momento, ha dicho, los criterios en los que se basa la decisión de acercar a los presos de la banda son: la existencia o no de delitos de sangre, la duración de la condena, el tiempo extinguido, la conducta penitenciaria del interno en prisión y la aceptación de la legalidad penitenciaria.

El PP y Ciudadanos han citado la cesión de la transferencia de prisiones entre los «pagos» por el apoyo en la moción de censura de Pedro Sánchez, algo que ha negado el PNV. El ministro se ha remitido al acuerdo con el Gobierno vasco para «cumplir el Estatuto de Gernika». «Son transferencias pendientes. La de prisiones está relacionada con edificios y funcionarios, en ningún caso con política penitenciaria, cuya competencia corresponde al Estado», ha añadido Grande-Marlaska, que ha demandado «sentido común y más cultura democrática».

El ministro también se ha referido al Gobierno del PP para recordar sus acercamientos de presos de ETA en comparación con los 20 trasladados en los ocho meses de gestión en Interior, todos ellos a centros «cercanos al País Vasco» y «solo dos» a prisiones vascas por progresión a tercer grado, de acuerdo a lo aprobado cuando aún gobernaba el PP.