PUBLICIDAD
EN FRANCIA

Operación ‘Infancia Robada’: Así dio caza la Guardia Civil al sanguinario Josu Ternera

|

La búsqueda de ‘Josu Ternera’ se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002, cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok.

La Guardia Civil intensificó en los últimos días el seguimiento sobre la pista sobre un colaborador de José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, alias ‘Josu Ternera’, que resultó clave para tirar del hilo que llevó a la detención este jueves a primera hora del sanguinario dirigente de ETA en un aparcamiento de Sallanches, en los Alpes franceses, según han confirmado a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista.

PUBLICIDAD

‘Ternera’, de 69 años y los últimos 17 prófugo de la Justicia tanto en Francia como en España, llevaba años aquejado de un cáncer. Su aspecto, como prueba una fotografía a la que ha tenido acceso Europa Press del momento en el que fue detenido en el parking de un centro médico, muestra a un Urruticoetxea visiblemente desmejorado.

En el momento del arresto en la operación ‘Infancia robada’ a manos de agentes de la DGSI francesa y de la Guardia Civil, ‘Josu Ternera’ lucía una gorra y ropa deportiva. También portaba una mochila y llevaba gafas. Estaba acompañado por un varón que fue interrogado y quedó en libertad.

Antes de su paso por comisaría fue atendido en el centro médico y luego un juez dictó su ingreso en la prisión de Bonneville, localidad situada entre Ginebra y Sallanches. Los servicios de información le seguían la pista tras descubrir que había fijado su residencia cerca de la localidad de Saint Gervais les Bains, en una zona muy concurrida para la práctica de deportes de invierno y a escasa distancia de las fronteras entre Francia, Suiza e Italia. Entre este municipio y Sallanches distan 11 kilómetros.

La búsqueda de ‘Josu Ternera’ se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002, cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok, tras haber sido citado a declarar por el Tribunal Supremo por ordenar el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en el que fueron asesinados once personas, seis de ellas menores de edad. Es en memoria de estas víctimas por el que se ha bautizado la operación como ‘Infancia robada’.

El exjefe de la banda terrorista ETA está procesado en cuatro causas en la Audiencia Nacional: el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza en 1987, el asesinato del directivo de Michelin Luis María Hergueta en 1980, la financiación de ETA a través de ‘herriko tabernas’ y la acusación de delitos de lesa humanidad junto con otros cuatro antiguos dirigentes de la organización.

PUBLICIDAD

En una comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la actuación de la Guardia Civil y ha apuntado a que entre las posibilidades que se abren ahora está la entrega temporal para que sea juzgado en la Audiencia Nacional, pese a que tiene pendiente una condena en Francia.