PUBLICIDAD

PP y Ciudadanos alcanzan un principio de acuerdo para gobernar en Castilla y León

|

Partido Popular y Ciudadanos han cerrado a última hora de este miércoles un principio de acuerdo en Castilla y León que daría la Presidencia de la Junta a los ‘populares’ a cambio de que la formación naranja ocupe varias alcaldías y diputaciones.

Este principio de acuerdo entre PP y Cs daría al partido liderado por Albert Rivera la alcaldía de algunas de las principales capitales de provincia así como de varias diputaciones de la comunidad, aunque fuentes de ambas formaciones han declinado adelantar cuáles serán.

PUBLICIDAD

Por su parte, fuentes ‘populares’ se han limitado a precisar que será el PP el partido que ocupe la Presidencia de la Junta de Castilla y León, aunque no se ha concretado si será su candidato, Alfonso Fernández Mañueco, el encargado de hacerlo.

El partido naranja ha dejado claro este mismo miércoles que si el Juzgado de Instrucción Número 2 de Salamanca, que ha admitido una denuncia anónima por presunto fraude en las primarias del Partido Popular de Castilla y León celebradas en 2017, encausa a Mañueco, este deberá dimitir de todos sus cargos.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Ésta es una de las condiciones impuestas por Ciudadanos después de que el martes se retomaran los contactos entre las dos formaciones de cara a alcanzar un pacto de gobierno para la próxima Legislatura, según ha podido conocer Europa Press.

En el partido liberal preocupa la situación de Mañueco después de que un juzgado de Salamanca incoara diligencias previas para investigar los posibles delitos de coacciones, financiación ilegal de partidos políticos y falsedad documental en documento oficial en el proceso de elecciones primarias del Partido Popular de Castilla y León.

PUBLICIDAD