PUBLICIDAD
DEL AYUNTAMIENTO

Ultimátum de la Junta Electoral a Colau: Tiene 12 horas para quitar el lazo amarillo

|

La Junta Electoral de Zona de Barcelona ha ordenado este jueves a la alcaldesa de la capital catalana, Ada Colau, retirar el lazo amarillo de la fachada del Ayuntamiento, después de que hubiera denunciado su presencia el líder municipal del PP, Alberto Fernández.

Fuentes del Gobierno municipal han explicado a Europa Press que han recibido la orden y la estudian este mismo jueves por la tarde.

PUBLICIDAD

La orden, consultada por Europa Press, pide retirar el lazo “en la mayor brevedad posible y, en todo caso, antes de 12 horas desde la notificación” del acuerdo, que puede recurrirse a la Junta de superior categoría durante 24 horas desde la notificación de la orden.

En caso de que el Ayuntamiento recurra a la Junta de superior categoría, ésta tendrá cinco días para acordar una resolución, ante la que no cabrá recurso administrativo ni judicial, detalla la orden firmada por el presidente de la Junta Electoral de Zona.

Examinando el documento adjuntado a la denuncia, la Junta considera que los lazos amarillos en el mobiliario público y otros símbolos y pancartas vulneran “flagrantemente la neutralidad del Ayuntamiento”, porque exteriorizan la ideología de determinados partidos y personas que concurren a las elecciones, sostiene.

La Junta Electoral de Zona recuerda que la Central unificó criterios interpretativos ante quejas por símbolos que pueden considerarse partidistas en edificios y espacios públicos, y que “durante los períodos electorales los poderes públicos están obligados a mantener estrictamente la neutralidad política”.

Así, remarca que los poderes públicos deben abstenerse de colocar símbolos que puedan considerarse partidistas en edificios públicos, otros lugares de titularidad pública y locales electorales, y que deben retirar los colocados antes de la convocatoria electoral.

PUBLICIDAD

Destaca que estos criterios han sido reiterados por la Junta Electoral Central al ordenar requerir al presidente del Govern, Quim Torra, para que retire ‘esteladas’ y lazos amarillos de edificios públicos, algo que por el momento no ha cumplido.