RECIBIDO POR BOLSONARO

Brasil recibe a Guaidó con trato de jefe de Estado

|

El ministro de Exteriores español, Josep Borrell, ha indicado sin embargo que no sabe como tratar al enviado de Juan Guaidó en España.

El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, ha aterrizado este jueves de madrugada en la capital de Brasil, donde tiene previsto reunirse con el mandatario local, Jair Bolsonaro, que le brindará un trato reservado habitualmente a jefes de Estado.

El avión de Guaidó ha aterrizado a las 1.40 (hora local) en el Aeropuerto Internacional de Brasilia, ha informado el portal Globo. Un portavoz de la Presidencia brasileña ha confirmado que el dirigente venezolano estará acompañado en todo momento por el ministro de Exteriores, Ernesto Araujo, y que a las 14.00 horas tendrá lugar la recepción presidencial, según la Agencia Brasil.

Bolsonaro es uno de los líderes de la región que ha reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, un apoyo que quedará patente, tanto en forma como en fondo, durante esta visita. El jefe de la Asamblea Nacional ha llegado a Brasil procedente de Colombia, con vistas a volver «en los próximos días» a Venezuela.

Guaidó se arriesga a ser detenido si regresa a territorio venezolano, algo que ya le han dejado claro en los últimos días altos funcionarios chavistas. El presidente, Nicolás Maduro, ha alegado que su rival político incumplió medidas judiciales al viajar a Colombia la semana pasada, ya que tenía prohibido salir del país.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

España no sabe cómo tratar a su representante

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha afirmado este jueves que el trato con el representante que ha designado para España el presidente encargado de Venezuela es un problema que deberá abordar «de forma un tanto creativa» porque hay que «tener en cuenta el Derecho Internacional, la Convención de Viena y lo que regula las relaciones entre Estados».

«Vamos a conversar con el representante de Guaidó, pero no podemos ignorar la realidad sobre el terreno», ha dicho Borrell en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press. En ella, además, ha dejado claro que, también sobre este asunto del trato al enviado de Guaidó, la mayor parte de países europeos actuarán de manera coordinada.

El ministro ha reconocido estar preocupado por la situación de Venezuela, que «está bloqueada», y ha opinado que Estados Unidos debió de pensar que Nicolás Maduro «no iba a aguantar un mes». A su juicio, mucha gente pensaba que habría «un movimiento del Ejército», que no se ha producido, aunque él no descara que pueda pasar «cualquier cosa» en «cualquier momento». Además, ha reiterado que la solución no puede ser una intervención militar extranjera, porque eso «nunca ha aportado estabilidad y democracia».