PUBLICIDAD

Cacería contra Plácido Domingo sin respeto a la presunción de inocencia: cancelan dos actuaciones

|

La Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco han cancelado las actuaciones del tenor español Plácido Domingo previstas para los meses de septiembre y de octubre por las acusaciones anónimas de acoso sexual contra el cantante.

Tras conocer los testimonios de nueve mujeres contra Domingo, la orquesta ha cancelado la actuación del tenor prevista para el próximo 18 de septiembre dentro del concierto de inauguración de temporada. La institución ha confirmado que «retira su invitación» a Domingo y que los cambios en el programa y los nuevos artistas se anunciarán más adelante.

PUBLICIDAD

«Estamos comprometidos en ofrecer un ambiente seguro, respetuoso, colaborativo y apropiado para la orquesta y sus miembros, así como para los artistas invitados, compositores y nuestros espectadores», ha señalado en un comunicado.

Tras la decisión de la Orquesta de Filadelfia, la Ópera de San Francisco ha anunciado a última hora de este lunes que cancela el concierto de Plácido Domingo que iba a celebrarse el próximo 6 de octubre.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

«La Ópera de San Francisco está en contra del acoso sexual y exige que todos los miembros de la compañía sigan los más altos estándares de conducta profesional. La ópera otorga una gran prioridad a la creación en un entorno seguro donde todos puedan concentrarse en su trabajo y donde los compañeros sean tratados con respecto y dignidad», ha explicado la institución a través de un comunicado.

AMENAZADO POR LA CIENCIOLOGÍA

El tenor vivía amenazado por la Cienciología, una religión que según su página web «ofrece la ruta precisa que conduce a una certera comprensión de la verdadera naturaleza espiritual».

La exnuera de Plácido Domingo, Sam, formó parte durante 22 años de esta secta. En una entrevista al ‘The Daily Mail’, dijo que los feligreses de la Cienciología solo buscan beneficiarse de sus adeptos, además de romper familias y relaciones.

PUBLICIDAD

Los seguidores de esta secta tienen prohibido verse con personas ajenas al grupo o que no sean creyentes de la doctrina de la comunidad. Por esta razón, el tenor tuvo que pagar alrededor de dos millones dólares para poder ver a su familia, costeando los cursos educativos de Sam, su hijo y sus nietas.