AYUDA HUMANITARIA

El Ejército de Maduro deja al menos dos muertos y varios heridos en la frontera con Brasil

|

Un grupo de militares a las órdenes de Maduro ha abierto fuego contra un grupo de civiles que pretendían mantener abierto un paso fronterizo entre Venezuela y Brasil para la entrada de ayuda humanitaria.

Un pulso entre indígenas y militares en la región venezolana de La Gran Sabana, situada cerca de la frontera con Brasil, para facilitar o entorpecer el envío de la ayuda humanitaria desde el país vecino se ha saldado con un enfrentamiento a tiros que ha dejado varias víctimas.

El incidente se produjo a primera hora de esta mañana, cuando un convoy militar se acercó a un puesto establecido por vecinos de la zona en la localidad de Kumarakapai. Cuando los indígenas intentaron bloquear el paso de los soldados, estos comenzaron a disparar, según testigos citados por el periódico estadounidense ‘The Washington Post‘.

Fuentes consultadas por la agencia Reuters han confirmado varios heridos de bala como consecuencia de estos choques. El rotativo norteamericano ha confirmado al menos dos muertos y 12 heridos, mientras que el periódico venezolano ‘El Nacional‘ ha elevado a 22 heridos el balance provisional de víctimas.

Las fuentes también han asegurado que los vecinos de la zona se han movilizado tras este enfrentamiento y han retenido a tres militares. La población local supuestamente apoya el plan del presidente Juan Guaidó para introducir este sábado ayuda desde Colombia y Brasil.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

«Resultado de este crimen: 12 personas heridas y 1 fallecida. Nuestra solidaridad con ellos. No quedará impune», ha lamentado Guaidó en Twitter. Medios locales han identificado a una de las víctimas mortales como una mujer de 42 años.

Guaidó ha instado a las Fuerzas Armadas a entregar a los responsables del «asesinato» o asumir las responsabilidaded que de él se imputen. «Decidan de qué lado están en esta hora definitiva», ha dicho, en un llamamiento expreso a los oficiales Jesus Mantilla Oliveros y Alberto Mirtiliano Bermúdez.