PUBLICIDAD
AVANCES MILITARES

El Estado Islámico, a un paso de ser derrotado en Siria

|

Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) han anunciado este jueves nuevos avances frente a Estado Islámico en el último enclave de los yihadistas en Baghuz y han asegurado haber repelido la ofensiva lanzada por el grupo durante la jornada del miércoles.

“Tras la intensa ofensiva de ayer en Baghuz desde múltiples frentes, numerosos combatientes de Estado Islámico y sus familias han empezado a rendirse a las FDS desde esta mañana”, ha señalado en su cuenta en Twitter Mustafá Bali, uno de los portavoces de la coalición de milicias.

PUBLICIDAD

Las FDS han publicado además un comunicado en su página web en el que ha recalcado que la ofensiva del miércoles fue la “más virulenta” de los yihadistas y que contó con la participación de “un gran número de terroristas suicidas”.

“Hubo enfrentamientos violentos que duraron hasta las primeras horas de la tarde (…) pero nuestros combatientes resistieron y repelieron el ataque”, han dicho, antes de resaltar que los enfrentamientos se saldaron con la muerte de más de un centenar de yihadistas.

Asimismo, han manifestado que a primera hora de este jueves se ha registrado “un intento por parte de la organización terrorista de llevar a cabo otro ataque desde otro eje”, lo que ha derivado en nuevos enfrentamientos.

“En otro de los ejes de los combates, nuestros combatientes han avanzado en las áreas controladas por la organización terrorista y han establecido varios puestos (de control)”, han recalcado las FDS, que cuentan con el apoyo de la coalición internacional que lidera Estados Unidos.

Situada en el este de Siria, junto a la frontera con Irak, la localidad de Baghuz es el último reducto de Estado Islámico en la zona oriental de Siria. Las FDS han lanzado una operación para completar la toma de esta localidad y expulsar a los milicianos del grupo terrorista liderado por Abú Bakr al Baghdadi.

PUBLICIDAD

Aunque la captura de Baghuz supondría un hito en la lucha contra Estado Islámico, se espera que el grupo yihadista siga suponiendo una amenaza para la seguridad como fuerza insurgente con células durmientes y algunos pequeños territorios remotos bajo su control.

De la zona han sido evacuados decenas de miles de civiles en las últimas semanas, incluidos familiares de los yihadistas, así miles de integrantes del grupo, muchos de los cuales se han entregado a las FDS.