PUBLICIDAD
NO ES VINCULANTE

El Parlamento Europeo pide suspender las negociaciones de adhesión a la UE con Turquía

|

El pleno de la Eurocámara ha instado a los Veintiocho a suspender formalmente las negociaciones de adhesión entre la UE y Turquía por la falta de avances democráticos y en la situación de los Derechos Humanos en una resolución no vinculante aprobada por 370 votos a favor, 109 en contra y 143 abstenciones.

Los eurodiputados, eso sí, han rechazado una enmienda del Partido Popular Europeo que pedía dar por concluidas las negociaciones, permitiendo revocar el estatus de país candidato a Turquía.

PUBLICIDAD

Una oportunidad perdida para mostrar a los ciudadanos que escuchamos sus preocupaciones”, ha lamentado el presidente del grupo popular europeo y cabeza de lista del PPE a las elecciones europeas, Manfred Weber.

El eurodiputado alemán ha lamentado que una mayoría de la Eurocámara haya “votado en contra de la terminación de las negociaciones de adhesión con Turquía” como proponía su grupo y ha insistido en que la UE debería “poner fin a las negociaciones e iniciar una nueva relación estratégica” con Ankara.

La ponente del informe sobre Turquía, la eurodiputada socialista holandesa Kati Piri, ha defendido la necesidad de suspender las negociaciones de adhesión con Turquía porque “las cosas han ido de mal en peor” y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha cruzado “todas las líneas rojas”.

“No hemos visto ninguna mejora en la situación de los Derechos Humanos en Turquía. Hay una nueva Constitución en vigor que pone todo el poder en las manos de un hombre“, ha denunciado en alusión a Erdogan.

Eso sí, la eurodiputada socialista holandesa ha rechazado la enmienda de “la extrema derecha y el PPE” porque permitiría “revocar el estatus de candidato a Turquía” porque ha insistido en que ello enviaría una señal mala a los demócratas en Turquía, “muchos” de los cuáles están en prisión, al tiempo que ha insistido en la necesidad de dejar “la puerta abierta” para Turquía “en el futuro” cuando “sea un país diferente”.

PUBLICIDAD

Nadie en esta Cámara piensa que esta Turquía pueda unirse en la UE“, ha subrayado la ponente no obstante.

Los Veintiocho mantienen ‘de facto’ congeladas las negociaciones de adhesión, pero han evitado romperlas por completo, cómo pedía Austria, para no poner en peligro la cooperación necesaria de Ankara en la lucha contra el terrorismo y la inmigración irregular.

Si la UE suspendiera formalmente las negociaciones de adhesión, como ha reclamado la Eurocámara y algo que avisó que pediría en una resolución el año pasado si la reforma constitucional entraba en vigor “sin cambios” como ha ocurrido, las ayudas a la preadhesión para Ankara pararía.

Los eurodiputados han reclamado redirigir las ayudas para apoyar directamente a la sociedad civil en Turquía y que no pasen por Ankara y no han cerrado la puerta a modernizar la Unión Aduanera con Turquía pero sólo se estudiará cuando haya mejoras concretas en materia de los Derechos Humanos.

La eurodiputada socialista holandesa ha insistido en que la UE debe articular una estrategia diferente con Turquía para “impedir que se aleja todavía más” de los valores de Occidente y “mantener la conexión con los demócratas en Turquía” y ha celebrado que el Gobierno rumano, que ostenta este semestre la Presidencia de turno de la UE, se haya comprometido poner los Derechos Humanos “alto en la agenda” del Consejo de Asociación entre la UE y Turquía, previsto este viernes en Bruselas, a la que acudirá el titular de Exteriores turco.

PUBLICIDAD

La Eurocámara también ha avisado este miércoles de que no desplegará observadores electorales en las elecciones locales en Turquía previstas el 31 de marzo.