TRAS EL APOYO A LOS GOLPISTAS

El presidente del Senado francés respalda la unidad de España: ‘Es una democracia viva’

|

El presidente del Senado francés, Gérard Larcher, ha emitido este martes un comunicado en el que recuerda su apoyo «a la unidad y la integridad de España, así como al respeto de su marco constitucional».

El comunicado se ha publicado en la web de la institución, después de que, este domingo, 41 senadores (de un total de 348) de distintos grupos políticos publicasen un texto denunciando «represión» de los golpistas catalanes.

En su comunicado, Larcher afirma que, sin querer inmiscuirse en los asuntos internos españoles, desea «reafirmar su plena confianza y su apoyo a las autoridades españolas». «Gran país europeo, España es una democracia viva, respetuosa del Estado de Derecho y de las libertades individuales, así como los derechos fundamentales de las personas», añade.

Ya este lunes, el Gobierno francés, a través del Ministerio de Asuntos Europeos, reafirmó su apoyo a la unidad de España y el respeto a su marco constitucional. El Ejecutivo de Pedro Sánchez agradeció al de Emmanuel Macron su rápida reacción.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

También se desmarcó de la iniciativa de los senadores el Grupo La República En Marcha, el que da apoyo a Macron, pese a que entre los firmantes había miembros de esta formación. En un comunicado, subrayaron que España es «un país aliado» y una «gran democracia» cuyo marco constitucional debe ser respetado.

Borrell dice que los senadores están ‘pésimamente informados’

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha recalcado este martes que los 41 senadores franceses que firmaron el texto expresaron «opiniones particulares» y, además, están «pésimamente informados de lo que ocurre en España».

En declaraciones a los periodistas en Buenos Aires, donde acompaña a los Reyes en su visita de Estado a Argentina, Borrell ha recalcado que tanto el Gobierno francés –a través del ministro de Exteriores y de su ‘número dos’ para Asuntos Europeos– como el presidente del Senado han dejado claro que no comparten la posición de esos senadores.

Borrell ha dado por cerrado un «incidente» que, ha dicho, no ha sido «con Fracia, sino con un grupo de senadores que actúan a título individual» y a los que, además, se procurará «dar toda la información para que se den cuenta de cuán equivocada es su percepción».

Eso sí, ha afirmado que el Gobierno hará lo posible para «seguir defendiendo la democracia española y el sistema judicial español», que a su juicio está siendo «injustamente atacado», no ya por este grupo de senadores, sino «de manera continua y permanente» por el independentismo catalán, que invierte en ello «muchos recursos, mucho tiempo y mucha energía».