DESEO DE FRENAR LA INMIGRACIÓN MASIVA

La mayoría de europeos ve la UE como intrusiva, ineficiente y fuera de la realidad

|

El gigante norteamericano de la demoscopia Pew Research, en su último macroestudio sobre actitudes de los europeos comunitarios, ha desvelado opiniones muy positivas de una mayoría sobre la Unión Europea en cuanto a los puntos que los medios tanto gustan repetir, como promotora de la paz, la prosperidad y la democracia, su visión de la eurocracia en el momento presente y en asuntos más concretos es bastante menos halagüeña.

Así, una mayoría de europeos de las diez naciones incluidas en la macroencuesta -un 54%- cree que la Unión es ineficaz, un veredicto que aplican especialmente a su gestión de la política migratoria, algo que no puede dejar de influir en los resultados de las próximas elecciones al Parlamento Europeo del 23 de mayo, como hace notar el portal de noticias Breitbart.

De hecho, la inmigración masiva procedente del Norte de África y Oriente Medio copa la lista de preocupaciones de los europeos, como señala el propio informe. «En la mayor parte de las naciones una mayoría expresa su deseo de dejar entrar a menos inmigrantes en sus países», se lee en el estudio presentado por Pew. «Muchos están convencidos de que los inmigrantes tienden a permanecer al margen de la cultura general y que la inmigración aumenta el riesgo de terrorismo». Dado que desde 2014 han sido asesinadas o mutiladas más de mil personas en suelo europeo en ataques islamistas perpetrados por refugiados, tampoco parece una opinión demasiado aventurada.

El deseo de frenar la inmigración masiva, revela el estudio, es especialmente intenso en determinados países, como Grecia, Hungría e Italia, con más del 70% de los consultados expresando su ‘fuerte deseo’ de que se reduzcan las entradas.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

El estudio recién publicado no hace, en este sentido, más que confirmar los resulatdos de una encuesta llevada a cabo en 2018 en los 28 Estados comunitarios, en la que más de tres cuartos de los consultados -un 78%- se declaraban partidarios de una mejor protección de las fronteras exteriores de la Unión.

Dicha encuesta revelaba que una mayoría de europeos están convencidos de que la entrada de inmigrantes a sus respectivos países aumentará la criminalidad y el riesgo de terrorismo. El 57%, además, opina que la llegada masiva de cambiará la cultura de sus países. También ha aumentado el número de europeos que cree en el ‘efecto llamada’ y en la atracción que ejercen sobre los habitantes de países del Tercer Mundo los servicios sociales gratuitos de los países europeos.

Otra queja generalizada contra Bruselas expreada por una mayoría es que la UE es excesivamente intervencionista e intrusiva en las vidas de sus Estados miembros -un 51%, frente a un 43% que no opina igual-, lo que explica el reciente auge de los partidos soberanistas.

Por último, un 62% de los europeos cree que la cúpula comunitaria, la eurocracia de Bruselas, ‘no toca suelo’, que está alejada de las necesidades reales de sus ciudadanos, frente a solo un 35% que cree que las conoce y comprende.