SHAHIMA BEGUM

Londres revoca la ciudadanía a la joven británica que huyó a Siria para unirse al ISIS

|

Las autoridades de Reino Unido han revocado la ciudadanía a la británica que abandonó el país con 15 años para instalarse en el ‘califato’ de ISIS, según una carta enviada a su familia y publicada por la cadena de televisión ITV.

En la misiva, ha confirmado que la decisión ha sido adoptada por el ministro del Interior, Sajid Javid, al tiempo que ha señalado que la retirada de la ciudadanía ha sido llevada a cabo con fecha del 19 de febrero. Asimismo, ha pedido a la familia que comunique la noticia a la joven, Shahima Begum, y ha subrayado que aún cabe apelación.

La abogada de la familia, Tasnime Akunjee, ha señalado que los familiares de Begum están «muy decepcionados» por la decisión. «Estamos considerando todas las vías legales para recurrir esta decisión», ha agregado, en un comunicado publicado en la red social Twitter.

Por su parte, Begum se ha mostrado «un poco sorprendida» por la decisión del Gobierno, de la que no tenía conocimiento. «Es un poco injusto para mí y mi hijo», ha comentado a un periodista de ITV, que le ha mostrado la misiva. La joven, que ahora tiene 19 años, dio a luz el domingo a su tercer hijo, si bien los dos anteriores han fallecido.

«Parte el corazón leerlo. Mi familia hizo que pareciera mucho más fácil el que yo regresara a Reino Unido cuando hablé con ellos en Baghuz. Cuesta aceptarlo», ha añadido Begum, en referencia al último bastión de Estado Islámico en el este de Siria, de donde escapó recientemente.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Se plantea pedir la nacionalidad holandesa

Así las cosas, ha indicado que podría optar por solicitar la nacionalidad holandesa. «Mi marido es de Países Bajos y tiene familia en Países Bajos», ha señalado la joven, que se casó con un miliciano de Estado Islámico de dicha nacionalidad, con el que ha tenido los tres hijos.

«Quizá pueda solicitar la nacionalidad holandesa. Si él consigue que le envíen a prisión a Países Bajos puedo esperarle un tiempo mientras esté en prisión«, ha añadido. Begum huyó junto a su marido de Baghuz pero este ha sido detenido por las milicias kurdas sirias.

Un portavoz de la primera ministra, Theresa May, se ha limitado a señalar, sin referirse en concreto al caso de Begum, que «cualquier decisión para privar a personas de su ciudadanía se basa en todas las pruebas disponibles y no se toma a la ligera».

El ministro del Interior ya había dicho el pasado viernes que no dudaría en bloquear el regreso al país de la joven. Begum, que tenía 15 años cuando se marchó de su casa en el este de Londres junto a dos amigas, fue localizada la semana pasada por el diario The Times en un campo de desplazados en Siria tras abandonar el último reducto que controla el grupo terrorista en el este del país.

«Mi mensaje es claro: si has apoyado a organizaciones terroristas en el extranjero no dudaré a la hora de evitar tu regreso», manifestó Javid, antes de recalcar que Begum se unió a un grupo «lleno de odio» hacia Reino Unido. «Si logras regresar debes estar preparada para ser interrogada, investigada y potencialmente juzgada», señaló.

Huyó junto a dos amigas

Begum, que entonces tenía 15 años, Amira Abase, de la misma edad, y Kadiza Sultana, de 16, todas ellas estudiantes de la Bethnal Green Academy, partieron en febrero de 2015 del aeropuerto londinense de Gatwick con destino a Turquía, tras haber dicho a sus padres que se iban a pasar el día. Una vez en este país, cruzaron la frontera hacia Siria y llegaron a Raqqa, la capital del califato.

«No soy la misma estudiante tonta de 15 años que se escapó de Bethnal Green hace cuatro años», aseguró a Anthony Loyd, el periodista que la ha encontrado. Pese a la experiencia vivida, durante la que ha sido madre de dos hijos a los que ha visto morir de hambre y enfermedad y espera un tercero, afirmó tajante: «No lamento haber venido aquí».

Según relató al Times, uno de los motivos que la empujaron a abandonar el territorio controlado por Estado Islámico fue su temor a que su hijo que va a nacer corra la misma suerte que los dos anteriores.

«No tengo grandes esperanzas. Cada vez se están haciendo más pequeños», ha comentado respecto a Estado Islámico, afirmando que también ahora hay «mucha opresión y corrupción». «Realmente no creo que merezcan la victoria», ha señalado.