SALIDA DE LA UE

Los 27 piden a Londres ‘avances’ en los próximos días para evitar un Brexit caótico

|

Los ministros de Asuntos Exteriores se han reunido en Luxemburgo este lunes y aunque la cuestión del Brexit no figura en la agenda formal sí ha sido abordada en los márgenes de la reunión.

Los Gobiernos europeos han reclamado este lunes a la primera ministra británica, Theresa May, «avances» en los próximos días en las negociaciones que mantiene con el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, para lograr un pacto que permita la aprobación del acuerdo de divorcio y que abra la puerta a un nuevo aplazamiento al Brexit que evite una salida caótica del país del bloque el 12 de abril.

El ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, ha asegurado a su llegada a la cita en Luxemburgo que el Gobierno británico, al igual que sus socios de la UE, quiere resolver su divorcio «lo antes posible» pero ha avisado de que «no es fácil» negociar con el líder laborista para lograr una mayoría parlamentaria que permita aprobar el acuerdo del Brexit a tiempo, sin necesidad de una nueva prórroga para retrasar hasta el 30 de junio su salida.

El jefe de la diplomacia española, Josep Borrell, ha considerado que «la mejor solución» para evitar un Brexit caótico sería que May y Corbyn dieran con el consenso necesario que permita «aprobar el acuerdo de retirada» para que los líderes de la UE acepten una prórroga corta que retrase la salida de la UE hasta el 22 de mayo.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Eso sí, también ha considerado «factible» la propuesta del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a los líderes europeos para dar una prórroga flexible de un año que dé más tiempo para llegar a un acuerdo tras admitir que la opción de un Brexit caótico «no gusta a nadie» y que se trata de buscar «males menores».

El ministro de Exteriores finés, Timo Soini, ha considerado que «se debe conceder» una extensión «si se necesita» ante la necesidad de lograr un Brexit «ordenado» pero ha avisado de que «sin avances reales en el futuro próximo» podría no lograrse «tan fácilmente», aunque competerá a los líderes europeos tomar la decisión en la cumbre extraordinaria de este miércoles.

«Reino Unido ha convertido un acuerdo en un no acuerdo. Quiere convertir un no acuerdo en un acuerdo. Esto es como la pasta de dientes. Se puede sacar muy fácil del tubo pero no al revés», ha señalado el ministro de Exteriores luxemburgués, Jean Asselborn.

Con todo, ha asegurado que «la mayoría de los europeos y británicos esperan que no haya un Brexit duro». «Cruzamos los dedos y esperamos que los tories y laboristas harán todo para lograr un entendimiento amplio y no digan solo lo que no quieren sino lo que quieren», ha subrayado, avisando de que la opción de un Brexit sin acuerdo es «un asunto muy grave».

La ministra de Exteriores austriaca, Karin Kneissl, ha considerado que «si no fuera por las elecciones europeas (de mayo) la situación sería más simple» y se podría «extender (la prórroga) hasta final de año», recordando que en Reino Unido no ven con buenos ojos la celebración de elecciones europeas –cosa que tendrían que hacer si siguen siendo parte del bloque a fecha del 22 de mayo–.

«No podemos correr el riesgo de una fatiga democrática y política (con el Brexit). Necesitamos impedir una crisis democrática», ha dicho la austriaca, si bien ha admitido que Londres tiene «hasta el miércoles a la hora de comer» para remitir»un papel con contenidos con valor añadido» que permitan a los 27 aceptar una nueva prórroga del Brexit.

El ministro de Exteriores rumano, Teodor Melescanu, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la UE, ha asegurado que su Gobierno hará lo máximo posible o para «buscar una solución» y no ha descartado «un Consejo extraordinario» para «tener en cuenta las propuestas de la señora Theresa May» a fin de «mirar al futuro y las posibilidades de llegar a una conclusión».

Imprimir