DIMITIRÁ SI SALE ADELANTE

May ofrece su cabeza a cambio de que el Parlamento apoye el acuerdo del Brexit

|

La primera ministra británica, Theresa May, se dirigirá el miércoles a sus diputados conservadores para pedirles el apoyo a su plan de salida de la UE que ya ha sido tumbado dos veces por el Parlamento, pero esta vez ofrecerá su cabeza para convencer a los ‘brexiters’ más duros, según apuntan cada vez más voces en Reino Unido.

El miércoles a las 17.00, hora británica, Theresa May hará uno de sus últimos intentos para tratar de arrancar un voto positivo a los ‘tories’. Un diputado conservador, hablando bajo condición de anonimato, ha reconocido que «ciertamente es una posibilidad» que la primera ministra ponga fecha a su salida.

El periódico ‘The Sun’ también ha informado de que está previsto que Theresa May prometa dejar el cargo si sale adelante su plan de Brexit.

Los últimos días, algunos diputados euroescépticos han ido dejando caer que están dispuestos a dar luz verde a la hoja de ruta de divorcio de May, para poder elegir después un nuevo líder más cercano a sus postulados que pueda pilotar la nueva fase de conversaciones con Bruselas sobre el futuro acuerdo comercial.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

May podría llevar el jueves su plan de vuelta al Parlamento, que este lunes tomó el control de las votaciones en la cámara para llevar sus propuestas alternativas de Brexit a escrutinio este miércoles.

El diputado conservador Jacob Rees-Mogg, que lidera el ala más euroescéptica del partido, ha pedido una salida limpia de la UE y ha recalcado que ahora la elección es entre el plan de May o no culminar el Brexit.

«Siempre he pensado que un no acuerdo es mejor que el acuerdo de la señora May. Pero es que el acuerdo de la señora May es mejor que no salir en absoluto de la UE«, ha afirmado Rees-Mogg. «Creo que aquí es donde llega la elección. Abandonar la UE, aunque sea de manera inadecuada y con mucho trabajo que hacer después, es mejor que no salir», ha insistido.

Rees-Mogg ha ido suavizando en los últimos días su posición sobre el acuerdo de May, del que llegó a decir que dejaba a Reino Unido como un «Estado esclavo».

Otro diputado conservador, Michael Fabricant, ha señalado que ha llegado a la «dolorosa conclusión» que el plan de May es «la opción menos mala además de la única vía práctica para seguir adelante ahora mismo» ya que las alternativas, incluyendo permanecer en el mercado único, son mucho peores.

Las opciones de May para sacar adelante su acuerdo, no obstante, pasan por mirar más allá del partido conservador, ya que su Gobierno en minoría depende del apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte.

El portavoz del DUP para el Brexit, Sammy Wilson, ha afirmado que su partido no puede aprobar el plan de May porque la salvaguarda irlandesa prevista no da las suficientes garantías para que Irlanda del Norte permanezca en Reino Unido y no quede aislada.

«No creo que nadie espere que nosotros, simplemente porque tengamos un acuerdo de confianza con ellos, firmemos nuestra propia sentencia de muerte», ha zanjado.