PUBLICIDAD

Richard Gere no acogió a ningún inmigrante tras su visita al Open Arms

|

Dice que las acciones valen más que 1.000 palabras y eso es algo que no se le puede aplicar a Richard Gere. Viaje en avión privado de Roma a Lampedusa y de la isla italiana, en yate al barco de Open Arms en el Mediterráneo. Una foto descargando víveres en la cubierta del buque, críticas al Gobierno italiano, y de vuelta a su lujoso hotel de Roma, sin ningún inmigrante, sano o enfermo, a bordo de su embarcación, ni acogido en su lujoso hotel o mansión. Mucha palabra, mucha crítica, mucha foto… pero, en definitiva, ninguna buena acción.

El actor estadounidense Richard Gere visitó el pasado viernes la embarcación de la ONG española Open Arms, que se encuentra en aguas internacionales, frente a la isla de Lampedusa (sur de Italia), para llevar provisiones y mostrar su ‘apoyo’ a los 160 inmigrantes ilegales a bordo de ese buque, recogidos en aguas internacionales tras ser arrojados al mar por las mafias que trafican con seres humanos.

PUBLICIDAD

Sin embargo, ese apoyo quedó reducido a un bonito crucero de día y a una foto solidaria y mediática que ha recorrido el mundo entero. Mucha imagen, para tampoco contenido. Desde su lujoso hotel en Roma -estaba pasando allí las vacaciones con su familia- se trasladó en avión privado a la isla italiana de Lampedusa. Allí en un yate privado, al que cargaron con algunos víveres y agua, se dirigió al barco de Open Arms. Y llegaron las fotos. No hay fotos ni de su lujoso hotel de Roma, ni del viaje del avión privado hasta Lampedusa ni del yate privado que el llevó hasta el buque de Open Arms. Eso sí, de la cubierta repartiendo cajas de alimentos, por cierto, poco voluminosas, centenares de imágenes, así como numerosos vídeos.

Tras la foto, de vuelta a Lampedusa en el yate privado. Eso sí, sin ningún inmigrante a bordo, ni siquiera alguno sobre los que peligra su vida por su delicado estado de salud, como ha denunciado la propia ONG española.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Es conocida la enorme fortuna del actor estadounidense, protagonista de películas de gran éxito de taquilla como Oficial y Caballero o Pretty Woman, pero en ningún momento se la ha oído decir que ayudará económicamente a esos emigrantes, sólo se han escuchado del actor estadounidense críticas a los Gobiernos europeos, especialmente al italiano, que intenta poner fin a las mafias que trafican con seres humanos en el Mediterráneo.

De hecho, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha pedido al actor americano Richard Gere que acoja «en sus mansiones» a los 160 inmigrantes que permanecen a bordo del barco de la ONG española Open Arms y que esperan a que algún país europeo les autorice un puerto. «El generoso millonario anuncia su preocupación por los inmigrantes del Open Arms, se lo agradecemos: que lleve a Hollywood, con su avión privado, a todas las personas a bordo para meterlas en sus mansiones», escribió en una nota.

Llama poderosamente también la atención la posición de Richard Gere, afamado budista, con la inmigración en el Mediterráneo, frente su líder espiritual el Dalai Lama. En su última entrevista en el Viejo Contiennete, afirma que Europa debe ser para los europeos. El Dalai Lama afirma que: «Si bien los países europeos deberían acoger a los refugiados y educarlos y capacitarlos, el objetivo debería ser devolverlos a sus países de origen»

PUBLICIDAD

Según el líder espiritual del budismo, solo un número limitado debería poder permanecer en Europa, “¿Pero tantos como para que Europa se convierta en un país musulmán? Imposible. ¿O en uno africano? también imposible”, afirmó mientras reía, sentenciando: “Mantened Europa para los europeos”.