LAS CLAVES DE LA CITA

Trump y Kim Jong Un ya se encuentran en Vietnam preparando su segunda cumbre

|

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aterrizado este martes en la capital de Vietnam, Hanoi, horas después de que también hubiese llegado a la ciudad el dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Un, con quien se reunirá durante los próximos dos días.

Kim llegó a Hanói este martes por la mañana, después de tres días de viaje en tren desde Pyongyang. Ya a última hora de la tarde, Trump ha aterrizado en la capital vietnamita a bordo de su Air Force One, después de un último tramo de viaje de seis horas desde Qatar, donde había parado para repostar.

Los dos líderes, que ya celebraron en junio de 2018 una histórica primera cumbre, se verán de nuevo durante dos días para hablar, entre otras cosas, de la posible desnuclearización de la península de Corea. Las partes esperan resultados concretos, aunque aún no se han especificado cuáles.

De la cumbre de Singapur salió una declaración conjunta en la que además del compromiso con normalizar las relaciones entre los dos países Corea del Norte se comprometió a avanzar hacia la completa desnuclearización de la península de Corea. Tras ello, Trump no dudó en defender que «ya no hay amenaza nuclear por parte de Corea del Norte».

Sin embargo, como ha reconocido el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Biegun, los países no comparten definición en cuanto a lo que es la desnuclearización. En el caso de Washington, el deseo es que tenga como resultado el fin del programa armamentístico nuclear norcoreano, mientras que Pyongyang entiende que la desnuclearización de la península también incluiría la salida de las tropas estadounidenses de Corea del Sur.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Además, como se han encargado en recordar estos días los expertos, Pyongyang sigue sin dar pasos hacia este objetivo. Más allá de su moratoria autoimpuesta de no llevar a cabo ensayos nucleares y de misiles de largo alcance, «no ha parado su programa nuclear o de misiles», señala en un artículo el ‘think-tank’ IISS.

Según denuncia este organismo, en las instalaciones de Yongbyon se habría producido en el último año hasta 8 kilos de plutonio y 150 kilos de uranio altamente enriquecido con los que Corea del Norte podría «añadir de cinco a siete cabezas nucleares a su arsenal existente, que se estima en entre 20 y 60 cabezas».

Concesiones mutuas

Tanto Trump como Kim quieren regresar a sus países con «concesiones simbólicas» de la otra parte que les permitan dar la cara ante sus ciudadanos, sobre todo en el caso del presidente estadounidense, que ya está en campaña para su reelección en 2020, resalta el IISS. En el caso de Kim, añade Haenle, «necesita aliviar las sanciones para impulsar el desarrollo económico» de Corea del Norte.

Por otra parte, el director del Carnegie-Tsinghua Center advierte de que Trump debe tener cuidado de no «hacer ninguna concesión que pueda perjudicar los intereses de Seúl y Tokio sin consultarles primero», después de que en Singapur anunciara la suspensión de maniobras conjuntas con Corea del Sur sin haber avisado previamente a este país.

«Kim ha mostrado una habilidad en explotar las brechas entre Washington, sus aliados y otros socios como Pekín para su propio beneficio», subraya Haenle. «Si Trump puede contenerse de hacer compromisos que no hayan sido comunicados de antemano, puede evitar caer de nuevo en esta trampa», añade el experto.

Un advertencia en la que coincide el IISS. «Existe el riesgo de que el deseo de la Administración Trump de demostrar progresos al electorado estadounidense, combinado con una aversión instintiva a los compromisos militares exteriores, pueda llevar a ofrecer concesiones que en último término pongan en peligro la seguridad de Corea del Sur y la región», previene en su artículo.

A este ‘think-tank’ le preocupa particularmente que Trump pueda anunciar la retirada de las tropas estadounidenses apostadas en Corea del Sur, si bien reconoce que esto parece improbable habida cuenta de que Washington y Seúl han cerrado un acuerdo este mismo mes sobre la financiación de la presencia militar en el país asiático.