X

Sánchez ordena a la embajadora en Israel comenzar el «deshielo» con el Gobierno de Benjamín Netanyahu

Sánchez ordena a la embajadora en Israel comenzar el «deshielo» con el Gobierno de Benjamín Netanyahu

En esta noticia se habla de :

 

La Moncloa finaliza el ciclo electoral en 2024, tras las elecciones gallegas, vascas, catalanas y europeas en las que la posición de España hacia Israel emergió, en cierta medida, como una cuestión de candidatura a las elecciones. Ahora que el enfrentamiento público con Jerusalén ya no es una ventaja electoral, el Gobierno de Pedro Sánchez se prepara para un deshielo en las relaciones diplomáticas. El Ministerio de Asuntos Exteriores busca un acercamiento a través de su embajador en Tel Aviv.

Durante toda la crisis israelí, desde el inicio de la Guerra de Gaza, una de las mayores presiones que Sumar ejerció sobre Sánchez fue la destitución de la embajadora española en Israel, Ana María Salomón Pérez. Se trata de una medida que el Ministerio de Exteriores bloqueó desde el principio, provocando un conflicto con la vicepresidenta Yolanda Díaz. Fuentes israelíes afirman que su embajadora en Madrid, Rodica Radian-Gordon, la cual se fue, “no ha regresado y no regresará”.

Sánchez dio instrucciones específicas a su embajador en Tel Aviv para que comenzara a contactar al cuerpo diplomático de Benjamín Netanyahu para y así comenzar el «deshielo».

Actualmente, la disputa está completa y no existe ninguna relación entre los dos gobiernos.
Fuentes israelíes también lo confirmaron. Sin embargo, Moncloa tiene una historia: España sólo ha pedido que se aplique el derecho internacional a Gaza, y no ha calificado oficialmente de genocidio ni acusado a Israel de crímenes contra la humanidad. Las directivas de Moncloa incluían confirmar ante Jerusalén que España no era parte en la denuncia de genocidio de Sudáfrica ante la Corte Internacional de Justicia, sino que sólo pedía «intervención».

La Moncloa espera que este mensaje llegue al Gobierno de Netanyahu de forma clara e inequívoca, y que sea el inicio de una campaña de “deshielo” con el Gobierno israelí. La palabra reforma no se utiliza, pero es lo más parecido a ella. De hecho, Israel ha desaparecido de las discusiones del Gobierno de Sánchez desde el 9 de junio, día de las elecciones europeas y final del ciclo electoral de 2024.

Por tanto, el Gobierno intentará restablecer el orden después de más de seis meses de conflicto diplomático en el que Hamás elogió repetidamente las decisiones de Moncloa. La última, el reconocimiento oficial de Palestina.

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos