PUBLICIDAD
TRIBUNA

‘Cataluña y el País Vasco están en calma’, grave error

|

El sainete, a escena

Esta la frase que se oye estos días. Reflexionando serenamente sobre lo ocurrido. Todos están representando su teatro particular. Los Vasco-Españoles y los Catalano-Españoles están preocupados y disgustados por unos resultados, que. en porcentaje de votos, no son el reflejo de la realidad.

PUBLICIDAD

Los traidores separatistas y sus amigos están haciendo la digestión de lo que consideran un éxito electoral inesperado e increíble, especialmente por el triunfalismo de su benefactor el Doctor Sánchez. Sobre estos, poco tenemos que decir, es de todos sabido lo que quieren y cómo lo quieren, contra viento y marea, utilizando y ensuciando “a diestra y siniestra”, la palabra sagrada DEMOCRACIA. Para bien de mi querida Cataluña, de mi entrañable País Vasco, de la mayor parte de los catalanes y de los vascos, de toda España y de Europa, es imprescindible poner a los traidores en donde deben estar. El colmo de la contradicción y de la necedad de unos cuantos, los Jefes y promotores de la traición, como si no hubiera pasado nada, podrán representar a los españoles en la egregia cámara deshonrada de la Unión Europea.

¿Dónde está la Democracia? A pesar del pírrico éxito del Señor Sánchez o quizá por eso mismo, me permito ofrecer, en este enlace algunas reflexiones sobre el tema, de los últimos días, pensando en la enfermedad de nuestra débil Democracia, No termina de levantar cabeza. ¿Por qué será? Véalo aquí:
El Socialismo real del PSOE, con su pseudo-héroe al frente, están celebrando triunfos inexistentes que empezaron mal, con la acción “ocupa”, han seguido peor con las mentiras y la demagogia sin límites y está en peligro de terminar peor, si no hay quien le ponga remedio.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Saben muy bien que no ha sido un triunfo, han recuperado algunos votos de los que venía perdiendo progresivamente, en su inexorable camino a la desaparición. En todo caso, es bochornoso considerarse ganador para Gobernar a más de 46.000.000 (millones) de españoles, habiendo obtenido el respaldo expreso sólo del 19’45% de los mismos, con derecho a voto. Ahora viene la aplicación de la Democracia Nº 34, típica española, con el chalaneo de tú me das, yo te doy…, siempre que tú cumplas lo que yo te…. La coincidencia de lo que han prometido hacer y de cómo lo van a hacer, en este momento, es pura elucubración.

Procede, con urgencia, recobrar y revertir las competencias, que nunca debieron transferirse

Lo peor no está en el bajo porcentaje de representación, a pesar de celebrar el gran triunfo. Está en la forma en la que lo ha conseguido utilizando las estrategias habituales del socio-comunismo del PSOE actual y de sus amigos. La mentira, la extorsión, la descalificación y, especialmente la demagogia sin límites, constante, incisiva, permanente, porque viene el lobo de la ultraderecha. Miles de veces ha salido de la boca del Presidente, en pocos días, machacando las mentes desinformadas de todos los que dejaron de votarle en los años anteriores. ¡Que viene la ultraderecha! Ha sido la frase sagrada del Señor Sánchez para liberar a la clase más pobre de tal ignominia. La inmensa mayoría de los medios de comunicación, en todos los programas, a todas las horas del día y de la noche, en la calle, en los corrillos, etc., repetían, como un salmo de los Monjes Budistas, la misma expresión.

PUBLICIDAD

La visión que yo tenía del nuevo partido, sin conocer más propuestas que las que oía la mayor parte de la ciudadanía, me propuse saber algo más. No me cuadraba lo que escuchaba de los miembros de Vox con la atroz descripción que se estaba sembrando por doquier. Pude comprobar que la totalidad de las propuestas del nuevo partido estaban dentro del ámbito democrático, Constitucional. Con algunas no estoy de acuerdo, no porque no sean legítimas, sino porque, en mi criterio, ni la forma ni el momento son adecuados. La eliminación de las Autonomías no es procedente, son uno de los logros más importantes y trascendentes del tiempo en que vivimos.

Sin embargo, sí procede, con urgencia, recobrar y revertir las competencias, que nunca debieron transferirse. El Estado debe tener al 100% la responsabilidad directa, en unos casos e indirecta en otros, de todo lo que suceda en todo o en parte del Estado. Se puede y se debe transferir la ejecución, en mayor o menor medida, de las competencias en cada uno de los territorios, en función de las infra-estructuras y las condiciones de que disponga cada Autonomía. Lo mismo podemos decir de las competencias de los Ayuntamientos en relación con los Gobiernos de las Autonomías. El acercar la solución de temas a los ciudadanos es un avance funcional, democrático, social, de excelente gestión de los recursos, la eliminación de las diferencias y la consecución de la igualdad de derechos de todas las personas.

Vox no habla en ningún momento de la generalización de las armas de fuego, se refiere a facilitar la seguridad de personas y de bienes en determinadas circunstancias, me parece sensato. No estoy de acuerdo con la proliferación de las armas, ya tenemos suficiente con las noticias de EEUU. Otra cosa es que al Estado se le exija eliminar la delincuencia y proteger a los ciudadanos, como es su obligación.

Vox está haciendo listas negras de ciudadanos en Andalucía. Nada más lejos de la realidad. Está tratando de sacar a la luz el amiguismo y la corrupción en ciertos ámbitos, exigiendo la cualificación profesional a quienes no la tienen, desempeñando cargos para los que la Ley exige una determinada Titulación.

Vox va en contra de los derechos y de la protección de las mujeres. Falsedad total. Promueve y promete tomar las medidas para asegurar una protección real para las mujeres maltratadas o en riesgo de desamparo.

PUBLICIDAD

Vox quiere expulsar a los inmigrantes y no aceptar a ninguno más. Su propuesta es organizar adecuadamente la inmigración, cubriendo las necesidades de trabajo en cada sector. A estos cinco principios ha quedado reducido el Programa Electoral de Vox en la palabra demagógica del Presidente, lanzada con éxito a los cuatro vientos.

Mientras tanto, la llamada ultraderecha estaba prometiendo y exigiendo honradez, justicia, orden, desarrollo, igualdad de derechos y bienestar para todos. Pero esto no se escuchaba.

Es decir, demagogia pura en el más auténtico sentido de la Grecia clásica. Veamos el significado de la “palabrita demagogia”: “Empleo de halagos, falsas promesas que son populares pero difíciles de cumplir y otros procedimientos similares para convencer al pueblo y convertirlo en instrumento de la propia ambición política…. es una estrategia utilizada para conseguir el poder político que consiste en apelar a prejuicios, emociones, miedos y esperanzas del público para ganar apoyo popular, frecuentemente mediante el uso de la retórica, la desinformación y la propaganda política”.

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es