CON EL DÍA POR DELANTE

Corazón encogido

|

Dos puntos de actualidad que son, además, dos dardos en el corazón de la mayoría de los españoles. El primero, Totalán, donde los mineros trabajan en la excavación del último tramo de túnel que ha de llevar a Julen de vuelta a los brazos de sus padres. El ‘milagro’ del que tanto se habla, el que todos esperan, sería, de verdad, un auténtico milagro, pero en pocas ocasiones creer en los milagros ha sido más necesario que hoy.

El segundo lugar hasta el que viaja hoy el corazón… Caracas, toda Venezuela, en realidad. Mientras cientos de miles de venezolanos se preparan para salir este miércoles a la calle a protestar contra el régimen liberticida de Nicolás Maduro, el presidente de la Asamblea Nacional -para muchos el presidente legítimo del país-, Juan Guaidó, ha enviado un conmovedor mensaje a los militares todavía afectos al régimen chavista: «No te estamos pidiendo que des un golpe de Estado, no te estamos pidiendo que dispares…Te estamos pidiendo que no nos dispares”. Ojalá que los militares hagan caso. Ojalá que las justas y necesarias protestas ciudadanas no acaben en un derramamiento de sangre. Y ojalá, también, que de una vez por todas la comunidad internacional haga algo más que lamentar la miseria material y moral en la que Nicolás Maduro ha sumido a todo el pueblo de Venezuela.