PUBLICIDAD

Los expresidentes

|

Cómo fichan diputados, senadores y ministros… por aquello de aprender. Pero claro, igual no les conviene.

El fugado Puigdemont, el supervisor de nubes Rodríguez Zapatero y el mocionado Rajoy se suben este jueves al escenario en la recta final de la campaña electoral. Presencia -en el caso de Puigdemont sólo digital, que como ponga un pie en España acaba en el cuartelillo- de quienes ya han dejado su huella política en los escenarios de quienes prometen cambios y un futuro mejor a los ciudadanos. Deberían los políticos repasar eso de sacar del baúl de los recuerdos a sus predecesores; al menos, de esos predecesores.

PUBLICIDAD

No sabemos qué dirá Carles Puigdemont, aunque podemos intuir que seguirá con la pantomima de los presos políticos y tal y cual, sin mencionar, eso seguro, el informe que este jueves pone de manifiesto que ningún -repetimos, ningún- colegio público de Cataluña respeta la legalidad en lo que a enseñanza del español -castellano para los de piel política hipersensible- se refiere. Pero de eso, ya decimos, no se hablará esta tarde en Lérida.

Antes de despedirnos les hacemos saber que Trabajo ha ordenado a sus inspectores ser ‘implacables’ con la vigilancia y aplicación de la nueva normativa de registro horario de los trabajadores. Estaría fenomenal, por aquello de ayudar a implantarla correctamente, que Congreso, Senado y Ministerios explicaran cómo la están aplicando. Cómo fichan diputados, senadores y ministros… por aquello de aprender. Pero claro, igual no les conviene.

Suscríbete a nuestro nuevo canal