PUBLICIDAD

La gran noticia: ¡¡¡El monte está de parto!!!

|

Me he tomado tres días de reflexión para analizar con serenidad la GRAN NOTICIA. El punto de referencia Biarritz Francia, frontera con España. 

La expectativa que se había creado en todo el mundo no era habitual.  No me creía lo que escuchaba y leía en todas las informaciones, todo me parecía inverosímil. Por otra parte, la mayoría de los medios de comunicación daban la noticia con la mayor naturalidad e incluso con satisfacción por la excelente organización y el buen desarrollo del evento. Habían fracasado los augurios de los graves desórdenes que se avecinaban. Sin embargo, sabíamos que el boicot iba a ser un fracaso absoluto, dado el bloqueo que se había organizado, con miles de Policías, armados hasta los dientes. La manifestación y la protesta ciudadana es legítima y sana y la policía colabora para guardar el orden y atender cualquier imprevisto. Sin embargo, sí estoy de acuerdo, con la intervención de las fuerzas de orden público, ante las masas enfervorecidas, en cualquier tipo de acto, que esté respaldado e incluso organizado de acuerdo con determinadas ideologías. Qué hubieran organizado, si se hubieran conocido las conclusiones a las que llegaron los sesudos prebostes. El bien general, global, que se suponía el centro del cónclave, quedó reducido, mirándose todos a los ombligos propios, a los intereses de cada uno. El monte, finalmente, parió, pero, como dice el refrán, “el monte sólo parió un ratón”. 

PUBLICIDAD

Veamos la siembra y la cosecha de tan renombrado acontecimiento. El costo de la siembra es difícil de calcular. ¿Cuántos miles de millones de Euros nos ha costado a los ciudadanos del mundo? ¿Cuántos problemas reales no tratados se hubieran resuelto con esos recursos malgastados? El mundo necesita “MENOS HABLAR Y MÁS HACER”.

 Todo un largo fin de semana, los SIETE MAGNÍFICOS  parapetados en la cumbre del monte más alto de la riqueza del mundo. Digo parapetados y super protegidos  de las malas intenciones de las turbas embravecidas. Miles de Policías, en vigilia permanente cuidaban de sus sueños.

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Venían con buenísimas intenciones de poner remedio a los grandes males de este mundo convulso y con los horizontes perdidos. Todos hablaban de poner freno definitivamente a los dos grandes desastres de la humanidad. Desastres que ellos mismos, junto a otros que se esconden, habían generado, durante décadas y siglos.

Combatir la desigualdad en el mundo y frenar las migraciones despavoridas, caminando  sin rumbo hacia la desesperación y la muerte. Eran propuestas loables. Combatir la desigualdad no sólo en los ingresos, también en las oportunidades, en el acceso a la salud y a la Educación. Ninguno de los dos problemas son nuevos, pero han llegado a un límite, que, también a los ricos, les quita el sueño. 

La Cumbre del G7 Nº 45 ha finalizado el Lunes 26 de Agosto de 2019.  Siete Países, por decisión propia exclusiva y excluyente, han representado a los 193 Países, que componen la Organización de las Naciones Unidas: Alemania, Canadá,  Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Italia y Japón. El G7 se creó el año 1973 a propuesta del Secretario del Tesoro de Estados Unidos. Se inicia con cinco Países y posteriormente se incorporan dos más. La causa esencial el problema económico, fuertemente herido por la grave crisis del petróleo. Crisis, como siempre, promovida por los intereses de unos cuantos. En España repercutió en todos los ámbitos. También le tocó a la Educación, con La Ley General de Educación de 1970, en los primeros años de implantación. Puedo dar testimonio personal, fidedigno, como Consejero Nacional de Educación, nombrado seis meses antes, para intervenir en el desarrollo y aplicación de la misma.

PUBLICIDAD

En todas y cada una de las cumbres, desde 1973, se ha tratado el tema de la desigualdad en el mundo. y se ha hablado de posibles soluciones, que nunca se han ejecutado o se ha hecho en la forma menos adecuada.  Una vez más la economía mundial empieza a crecer menos o decrece progresivamente. La recesión amenaza con asomar la cabeza. Los GRANDES, subidos a la cumbre más alta, se aseguran el porvenir. Las desigualdades pueden esperar y las migraciones suicidas, ya se cansarán. Mandarán más dinero a los corruptos Gobiernos de los países de origen, para hacerlos más ricos y retengan, por algún tiempo, a los que se quieren marchar.

Qué temas se han tocado. A qué conclusiones han llegado. Citamos algunas. Convencer a Estados Unidos para que sea más condescendiente con Irán, para que ralentice la consecución de la bomba atómica, que antes o después va a tener, porque no hay una autoridad global que lo impida. Los aranceles y las relaciones comerciales entre EE.UU. y China.  El cambio climático sí es importante, pero para algunos no es prioritario. El Brexit duro de Boris Johnson, la antidemocracia impuesta. Los fuegos que destruyen el 20% del oxígeno que respiramos en el mundo. Solución, unos cuantos millones para cumplir y que lo arregle Brasil. Invitación a Rusia, siempre que resuelva adecuadamente el tema de Ucrania (difícil me lo ponéis, querido Sancho).  La conclusión más repetida por todos los medios: Ha sido una cumbre sin tensiones. Excelentes relaciones entre todas las partes. Ninguna conclusión ha sido vinculante.

En otras cumbres ha habido un consenso global en relación a la economía mundial. En esta cumbre no ha habido ningún consenso, porque no había nada, de lo tratado, que consensuar. Proteccionismo entre las dos grandes potencias y los demás a callar. LAMENTABLE.

PUBLICIDAD

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es