PUBLICIDAD
CON EL DÍA POR DELANTE

Los porqués

|

Hoy más que nunca trabajar en la resolución de los crímenes de ETA que están sin resolver

“Gran operación de la Guardia Civil. Ahora sólo nos falta saber por qué motivo ahora sí ha interesado detener a ese terrorista cuyo paradero había sido localizado en más de una ocasión”. Esta reflexión que publicaba en la red social Twitter la periodista Isabel San Sebastián resume perfectamente lo que muchos han pensado esta mañana al conocer la detención del etarra Josu Ternera. Primera reacción: alegría. Alegría porque, por fin, el ex jefe de ETA, el cerebro del atentado a la Casa Cuartel de Zaragoza (once asesinados, seis de ellos menores de edad) en 1987, está privado de libertad.

PUBLICIDAD

Segunda: preguntarse por qué ahora. Hay quien va más lejos, y recuerda la detención de Santiago Carrillo para su casi inmediata puesta en libertad y legalización del Partido Comunista.

El mensaje institucional, representado en ‘la persona de Pedro Sánchez’, no puede ser más predecible: “La cooperación franco española vuelve a demostrar su eficacia. Mi reconocimiento a la Guardia Civil y al Servicio de Inteligencia francés por la detención del dirigente de ETA, Josu Ternera, en Francia. Hoy más que nunca un abrazo a todas las víctimas del terrorismo”. Bien, pues hoy más que nunca. Hoy más que nunca trabajar en la resolución de los crímenes de ETA que están sin resolver; hoy más que nunca exigir la publicación de las actas de negociación con la banda terrorista; hoy más que nunca la atención que las víctimas merecen y, sobre todo, hoy más que nunca denunciar los intentos de blanquear la historia terrorista de ETA.

Con este deseo y celebrando la buena noticia del día, afrontamos una jornada que nos trae el primer fracaso del Gobierno Sánchez: la elección de Miquel Iceta como senador y futuro presidente del Senado. La pregunta aquí es: ¿es un fracaso? ¿O es la mejor manera de que dispone Sánchez para vender su condición constitucionalista al que los separatistas quieren vetar?

PUBLICIDAD