PUBLICIDAD

Pablo callando a Irene (detalle)

|

La Barcelona de Colau se convierte en Dodge City, porque sus gobernantes inmediatos mostraron desde el principio su simpatía por los fuera de la ley, y los gobernantes mediatos están a otra cosa que no tiene nada que ver con la normal administración de un territorio, están a alimentar una fantasía que les mantenga eternamente en el machito.

Se hace viral un vídeo en el que Pablo Iglesias tapa físicamente la boca a una Irene Montero que no quiere callar. ‘Machismo intolerable’, titulan unos. No lo creo. Si machismo significa algo, entonces es una idea sobre el papel subordinado de la mujer. Pero Pablo ve a sí a todo el mundo. Pablo ha asaltado su pequeño cielo de Galapagar señalizando testosterona a chorro libre y callando implacable a quien sonaba unas octavas más alto que él.

PUBLICIDAD

Al otro lado del Atlántico, ya ni se molestan en disimular demasiado. Un multimillonario pedófilo que hizo su agosto invitando a media élite a su ‘isla de las orgías’ con niñas aparece ‘suicidado’ en su celda de una prisión federal, unos días antes de que empezara a dar nombres, todos muy, muy altos. Ya se había intentado suicidar antes, estaba aislado, era imposible que se suicidara si los responsables de su custodia no lo quisiesen: hasta da la casualidad, calculen ustedes las probabilidades, que no hay constancia gráfica del momento porque justo en ese momento falló la cámara de seguridad. He leído en todas partes que nos toman por idiotas, pero creo que es peor; creo que ya les importa un rábano si les creemos o no. Es como dijo en su momento Felipe González sobre los GAL: «Ni hay pruebas ni las habrá».

Suscríbete a nuestro nuevo canal