Pobre educracia

|

Mis dos hermanas gemelas, “EDUCACIÓN Y DEMOCRACIA”,  lo están pasando muy mal. 

Traigo aquí nuevamente unas líneas de un artículo anterior  a las elecciones del 28 de Abril. Hablaba del chalaneo de los políticos  con los votos que les hemos dado los ciudadanos en esta llamada, Democracia a la Española, No 34:  https://eltorotv.com/opinion/tribunas/nuevas-elecciones-democraticas-20190327

“La Española tiene características muy especiales, identifica la Democracia=votación, votando los ciudadanos, dan permiso ya a los votados para que hagan “el chalaneo que consideren oportuno, porque la Democracia es el voto”. Nada más lejos de la verdad. Los votos son el instrumento básico, imprescindible, para la Democracia, pero no son la Democracia. Se configuran Gobiernos, que muy poco tienen que ver con el resultado de las votaciones. Las influencias reales de los más avispados, desde la sombra, con una minoría objetivamente insignificante, consiguen doblegar a los gobernantes, dejando a la mayoría aplastante de la población completamente descolocados, indignados y más y más…. Pero…. Es la Democracia a la Española. Gana el que más y mejor “ha chalaneado” y “ocupa democráticamente el poder, no el Gobierno”.

Han pasado más de dos meses y siguen “chalaneando”. Esta es nuestra Democracia. ¿A dónde ha ido mi voto? Quizá tenía que decir todavía, ¿A dónde va a ir? Lo peor de todo es  tener que oír, a todos por igual, que este es el mandato de los ciudadanos democráticamente manifestado en las urnas. Los elegidos no se ponen de acuerdo, aunque los principios esenciales que dicen defender, verbalmente son coincidentes, están muy bien elegidos. 

Suscríbete a nuestro nuevo canal

Todos van a defender “a capa y espada” la Democracia, la Educación, el apoyo a los más débiles y a los discapacitados, la Justicia,  el bienestar, la igualdad de derechos; es decir, son media docena de puntos, se repiten diariamente por doquier. La pregunta es ¿Tienen las mismas connotaciones lo que dicen unos y otros?  Podemos asegurar que no, no quieren decir lo mismo. Sobre la Democracia (pobre Democracia), ya lo estamos viendo, no lo decidimos los ciudadanos, como es evidente, porque las Leyes que tenemos son absurdas, contradictorias y lo más difícil de entender, “son anticonstitucionales”.  Los resultados pueden ser absolutamente contradictorios, extremistas y a esperar otros cuatro años.

La Educación, otra palabra polisémica, según quien la pronuncie o la ejecute. Todos destacan la Educación, como la barita mágica, que todo lo puede y todo lo transforma. Sin duda tienen razón. Es la palabra maravillosa. 

Entre sinónimos y antónimos me encuentro más de cuarenta palabras, relacionadas con la Educación.

De todas ellas, me quedo con adiestramiento, entrenamiento, adoctrinamiento, formación, enseñanza, instrucción, cultura, urbanidad, corrección, cortesía, delicadeza, civismo.

Formación, enseñanza, instrucción, son las palabras con las que identificamos normalmente el proceso educativo desde el nacimiento del ser humano e incluso, desde las estrategias educativas de la Pedagogía Prenatal. Las siguientes palabras cultura, urbanidad, corrección, cortesía, delicadeza, civismo son los efectos, las consecuencias de una educación de éxito. Son características, todas ellas, de la persona educada y cívica.

Sin embargo hay otra cara de la moneda. En la relación de sinónimos aparecen tres palabras, en el primer lugar, con un significado real polivalente. La palabra adiestramiento se aplica habitualmente con los animales y, por desgracia, es la que utilizan el socio-comunismo-fascista, las dictaduras radicales y las dictaduras teocráticas, con las personas, especialmente con los niños desde su nacimiento, con el fin de amaestrar y dominar. El entrenamiento, palabra ambivalente de uso tanto con las personas, como con los animales, para conseguir un determinado nivel de capacitación física, mental o psicológica. Podemos destacar a los atletas de alta competición. Es digno de recordar a Iván Pavlov, consiguiendo respuestas, consiguiendo determinadas respuestas con su perro, a las que se llamó el condicionamiento clásico.

Hay otra palabra digna de destacar, cuando hablamos de Educación y de Democracia, el adoctrinamiento. Es exclusivo del ser humano. El adoctrinamiento inculca e impone un determinado pensamiento, idea, actuación, valoración, descalificación, sin opción. No hay alternativas. Todo lo que quede fuera de esos principios es lo malo. Lo que se le ofrece, no sólo es lo bueno, sino que es lo óptimo. Consigue que los valores que adquiere, los considere como ideas propias. Está muy próximo al adiestramiento.  

Para ver realmente los efectos de estos vocablos en la realidad, no tenemos que ir muy lejos. La Escuela Vasca y la Escuela Catalana son ejemplos vivos, en el adiestramiento y en el adoctrinamiento. Viene de lejos, bastantes décadas sin la más mínima dificultad en proponer, actuar y aplicarlo en la realidad, con un éxito desbordante. Centenares de miles de CHARNEGOS de toda España, luchan obsesivamente por romper la Patria  Grande y la Patria Chica que los vio nacer.

Todos los días, a todas las horas, todos los políticos citan estas dos palabras sagradas Educación y Democracia. Para unos, la Educación empieza y sigue en la Familia y la completa la Escuela y la Democracia es la forma más humana de vivir en Sociedad con respeto a las diferencias de los demás. Para otros la Educación es el resultado de un Adiestramiento y un Adoctrinamiento irreversibles por parte del Estado y de la Sociedad y la Democracia es la palabra que los justifica para aplicar con los demás los resultados de la aplicación del adiestramiento-adoctrinamiento.

por Noé de la Cruz.

Licenciado en Pedagogía, Licenciado en Psicología por la Universidad Complutense de Madrid. Especializado en Sociología (Técnicas de Investigación Social y Sociología de la Familia) y Diplomado en Psicología Industrial por la Escuela Superior de Psicología y Psicotecnia de Madrid. Ostentó el cargo de Consejero Titular en el Consejo Nacional de Educación durante 6 años. www.valoresuniversales.es