PUBLICIDAD
CON EL DÍA POR DELANTE

Prisión permanente

Operativo de búsqueda de los dos niños fallecidos en Godella (Valencia)14 marzo 2019 (Foto de ARCHIVO)14/03/2019
|

Noticias como la de este jueves en Valencia provocan muchas preguntas. La primera: ¿cómo es posible? ¿Cómo es posible que alguien golpee hasta la muerte -según los primeros datos conocidos de la investigación- a un bebé de apenas cinco meses y a un niño de tres años? ¿Cómo es posible, además, que esa salvajada llegue de manos, todavía presuntamente, de sus propios padres? Y, más allá, ¿por qué nadie alertó antes de los problemas, desequilibirios, de padre y madre?

Con un Estado que vigila nuestras casas hasta el punto de repartir por nosotros las tareas del hogar, no vayamos a caer en el temible patriarcado; con una maquinaria estatal que nos dice qué comer, cuánto ejercicio hacer y hasta cómo pensar… ¿Dónde estaba la vigilancia, necesaria en este caso, para apartar a dos niños de unos padres que son un evidente riesgo para ellos? Son las preguntas a las que los servicios sociales habrán de responder ahora.

PUBLICIDAD

Mientras, sólo cabe esperar que quienes han robado la vida a estas dos criaturas pasen el resto de sus días en la cárcel, aprovechando que la izquierda no ha logrado, todavía, eliminar la acertadísima prisión permanente revisable.