CON EL DÍA POR DELANTE

Revelaciones

|

¿Hay alguien ahí que pueda poner orden en este mundo de convicciones endebles y principios desechables?

Ocurrió en marzo de 2018 pero no se ha sabido nada hasta este miércoles. Una niña de doce años fue brutalmente violada por un grupo de jóvenes -algunos de ellos menores de edad- de origen marroquí y nigeriano. Una manada de la que, de no ser por el trabajo del diario El Mundo que ha sacado la terrible agresión ha salido a la luz, no se habría sabido prácticamente nada.

Explica el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, provincia en la que ocurrieron los hechos, que la cuestión se resolvió “rápidamente” y subraya que los agresores pasaron a disposición judicial. Eso sí, sin luz ni taquígrafos. Sin cámaras de televisión ni fotógrafos. Una niña de doce años violada por hasta seis hombres durante 45 minutos y con el más absoluto hermetismo informativo por respuesta. Parece obvio, y no habrá feminista radical que nos convenza de lo contrario, que cuando de corrección política se trata, la mujer víctima queda muy por detrás de sus agresores, siempre que éstos no sean españoles.

Hay este jueves otra revelación periodística, la del diario ABC que, gracias al trabajo de David Alandete, saca a la luz las torturas del régimen tirano de Nicolás Maduro. Son las pruebas -atentados contra los más fundamentales derechos humanos- de lo que todos sabemos pero muchos callan. El temible Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), que ejemplifica los horrores de la dictadura chavista, en las portadas de prensa la misma semana en la que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero viaja a Venezuela en, según se comenta, un avión de la petrolera bolivariana PDVSA. ¿Hay alguien ahí que pueda poner orden en este mundo de convicciones endebles y principios desechables?

Suscríbete a nuestro nuevo canal