PUBLICIDAD

Perdió la vida después de que el 112 le colgara el teléfono: el caso de Aitor

|

Se trata de un caso que ha causado una gran consternación en la sociedad española. Fue en enero de 2018 cuando Aitor, un joven de 23 años, perdía la vida ahogándose al lado de su madre. Antes de morir, el joven llamó al 112 para pedir ayuda pero el médico que le atendió no creyó el joven no pudiera respirar y colgó el teléfono.

Los padres han decidido acudir a la justicia ya que consideran que el SUMMA fue responsable de la muerte de su hijo al haber podido salvarle la vida. Aitor llegó a pasar más de 20 minutos sin riego sanguíneo en el cerebro.

PUBLICIDAD

¿Activó el SUMMA el protocolo adecuado a tiempo? Vean.

Suscríbete a nuestro nuevo canal