El pinchazo del separatismo en el aniversario del 1-O también fue violento

|

Que el separatismo no mostró el músculo que hubiera querido en la manifestación que recordó el segundo aniversario del 1-O es evidente.

A pesar de ver frustradas sus verdaderas intenciones los independentistas radicales no dejaron atrás los actos violentos. Las agresiones y los disturbios buscaban provocar un nuevo enfrentamiento con el Estado y colapsar Cataluña. Vean.