X

Efemérides 2 de diciembre: Portugal vuelve a marcharse

Efemérides 2 de diciembre: Portugal vuelve a marcharse

2 de diciembre de 1640. Portugal vuelve a marcharse

Tal día como hoy, 2 de diciembre de 1640, el duque Juan de Braganza firmaba una cédula real. Acababa de aparecer un rey en Portugal: Juan IV. Terminaba así el largo periodo durante el que Portugal había formado nuevamente parte de la corona española.

Recordemos: Portugal formaba parte del imperio español desde 1578, cuando Felipe II, hijo de la emperatriz Isabel de Portugal, heredó aquel trono tras la muerte sin descendencia del rey Sebastián I. La mayor parte de la nobleza y del pueblo portugueses habían apoyado esa incorporación. No fue tanto una unificación política como una unión dinástica. Portugal mantuvo su plena autonomía legislativa y administrativa. Sin embargo, las cosas empezaron a torcerse a principios del siglo XVII, cuando los esfuerzos por mantener el imperio y la multiplicación de frentes hicieron inevitable pedir a los portugueses un esfuerzo suplementario.

En octubre de 1640, la corona española, ya con Felipe IV en el trono, pidió más impuestos a los nobles portugueses para sofocar la revuelta catalana. Aquello fue aprovechado por los descontentos para agitar los ánimos. Inglaterra no perdió ocasión de meter la nariz y financió al partido anti-español. En la maniobra jugó un papel destacadísimo la esposa del duque Juan de Braganza, que se llamaba Luisa Francisca de Guzmán y era… española, de la casa de Medina Sidonia. Los descontentos, dirigidos por Joao Pinto Ribeiro, proclamaron rey de Portugal al duque. Será Juan IV. No fue una operación pacífica. Los conjurados asaltaron el palacio virreinal en Lisboa y arrojaron por la ventana al gobernador Miguel de Vasconcelos, cuyo cadáver fue pateado por el populacho. Muerto Vasconcelos, portugués favorable a España, la corona se encontró sin medios para imponer su autoridad. La virreina, Margarita de Saboya, intentó mediar, pero allí nadie escuchaba nada. Encerrada en sus aposentos, terminó recluida en un convento del que sólo salió cuando el duque de Braganza vio calmado el paisaje. ¿Y España? España, enredada en la sublevación catalana y en la guerra en Europa, no pudo mover ni un dedo: los rebeldes habían elegido bien el momento.

Portugal, con el apoyo de Inglaterra, terminaría separándose definitivamente de España. Sólo la ciudad de Ceuta, vieja posesión portuguesa, permanecerá fiel a la corona española.

Otros hechos:

1515: Muere en Loja, Granada, Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán.

1547: Muere en Castilleja de la Cuesta, Sevilla, el conquistador Hernán Cortés.

1617: Comienzan las obras de la Plaza Mayor en Madrid.

1875: Antonio Cánovas del Castillo es nombrado presidente del consejo de ministros.

1925: Miguel Primo de Rivera cierra el periodo del directorio militar y constituye un gobierno civil.

1963: Franco disuelve el Tribunal especial para la represión de la masonería y el comunismo y lo sustituye por el Tribunal de Orden Público.

*

El bulletin

Del ToroTv

Suscríbete y disfruta en primicia de todos nuestros contenidos